Agricultores denuncian el etiquetado engañoso de muchos productos frescos y anuncian movilizaciones por la situación del campo

Agricultores denuncian el etiquetado engañoso de muchos productos frescos y anuncian movilizaciones por la situación del campo

El etiquetado engañoso es lo último que faltaba por ver a los agricultores

 

Los etiquetados de muchos productos frescos en los lineales de grandes superficies comerciales vuelven a la polémica. Y es que muchos agricultores se han pasado por supermercados y grandes superficies comerciales a comprobar in situ los productos frescos existentes y su venta. Comprobando como hay zonas sobre todo en grandes supermercados de grandes superficies donde se asegura que el producto es español o se pone incluso banderas de una Comunidad Autónoma y en el etiquetado de los productos pone la realidad, origen Marruecos o Sudáfrica. Todo mientras en la cartelería se asegura que son productos «de la Comunitat Valenciana» o de España, con banderas y otros reclamos.

En este ejemplo anterior, limones origen sudáfrica que se venden como españoles. En la etiqueta de la malla pone claramente su origen, lo único español es la empresa que los importa para comercializarlos en España.

¿Cómo saber el origen del producto?

 

El agricultor y youtuber Juanvi Palleter explica en sus redes sociales cómo saber el origen del producto, a través del etiquetado propio en cada producto o en la caja la etiqueta obligatoria.

Después de este video el agricultor y youtuber asegura ha recibido insultos y amenazas. «Hablo claro y nadie me va a callar«. Asegura el agricultor que pide a los consumidores busquen el etiquetado y no hagan caso a reclamos publicitarios engañosos.

El malestar del campo

 

Ante campañas ruinosas, en especial la campaña de verano donde muchos agricultores regalaban sus cosechas o las abandonaban por el incremento de costes, y no poder regarlas, hemos visto como los precios de productos que se compran al agricultor por bajo del coste de producción ( algo prohibido por ley) luego multiplicaban hasta por 10 su venta al consumidor. Viendo que finalmente el eslabón más débil de la cadena es el propio productor, al que le pagan por debajo de costes a pesar de la ley de cadena alimentaria que nadie hace cumplir.

Esto sumado a los agricultores de Alicante y Murcia donde cada vez más se recorta el trasvase imposibilita regar muchos campos. Así, muchos este año no han plantado ante el riesgo más que real de perder sus cosechas por falta de riego, ya que el Estado no les garantiza el suministro de agua suficiente para regar sus campos.

Este año la producción ha caído en picado y los robos en el campo se han multiplicado, con lo que una vez más la campaña será ruinosa para el agricultor. A esto cabe sumas estos días cabe sumar estos días de predrisco y de condiciones meteorológicas adversas, como los caquis de Carcaixent y zonas de la Ribera donde el pedrisco arruinó la cosecha ayer mismo.

Juanvi Palleter y su anuncio de cara al 2024

 

Con esta tesitura tan difícil para el campo Juanvi lanzó a principios de verano un reto para el sector primario. ¿Y si nos presentamos a las elecciones europeas del 2024?. Porque es justo en Europa donde se decide el futuro del campo, y visto lo visto aseguran que ningún partido les da voz en Europa ni recoge sus reivindicaciones. Algo que ronda la idea de muchos agricultores.

¿Posible huelga?

 

Otra de las ideas de un sector más que harto es convocar un paro o huelga general por la situación de extrema precariedad no sólo del campo, sino de los trabajadores y las familias, cada vez más asfixiados económicamente…

«¿Estáis dispuestos a una huelga general en Octubre?. Esto ya trata de españoles libres, no de agricultores», «va de ti, de mi y del vecino…» aseguran que para Octubre muchas organizaciones y productores preparan una gran huelga para luchar «por nuestros derechos»

Entre productos de terceros países que entran con cada vez menos controles sanitarios y partidas que se detectan con altos contenidos de químicos nocivos para la salud cada vez más graves y no aumentan los controles. Además, con productos y reclamos engañosos para los consumidores. precios para el agricultor ilegales por debajo del coste y a su vez precios disparados para el consumidor. Nos arruinan unos y los otros, con un sector primario al que el propio gobierno ha tratado de criminalizar como las fresas de Huelva.

Esto es una olla a presión y cuando explote las autoridades españolas se harán las sorprendidas, pero hace tiempo que se está generando un caldo de cultivo de total indignación y hartazgo, y cuando las familias ya arruinadas no tienen nada que perder pueden cometer muchas locuras.Mientras desde el coche oficial o el Falcon no se perciben los problemas del populacho de abajo, los que pagamos impuestos y no llegamos a fin de mes, ellos con sus restaurantes caros que pagamos todos y su alto nivel de vida son casta, hasta los que denunciaban esa casta han sucumbido a ella.

Pan y circo, como en Roma, pero cuando falta el pan, los gobiernos tienen un problema muy grave…Aún estamos a tiempo de solucionarlo o tendremos que exigir lo que es nuestro, nuestro pan de cada día…

Scroll al inicio