Compromís vota Sí a Pedro Sánchez y saca de la agenda valenciana recortada el Dret Civil Valencià

Compromís vota Sí a Pedro Sánchez y saca de la agenda valenciana recortada el Dret Civil Valencià

Compromís y la irrelevancia absoluta en Madrid

 

De nuevo Compromís a pesar de lo que ellos mismos habían asegurado y tras el fuerte cabreo y polémica con sus propios afiliados ha votado Sía  un Gobierno de Pedro Sánchez, con una «agenda valenciana recortada». Nuevamente ha votado sí sin compromisos concretos ni acuerdos bilaterales en su enésima disolución en el partido estatal de Sumar.

¿Compromís o Sumar? Ya nadie lo sabe…

 

F Dmx xWMAAPbR8
¿Y la agenda valenciana pa’ cuándo?

Mientras aquí se venden como Compromís para el mercado interno la realidad es que ya están totalmente diluidos dentro del partido estatal SUMAR de Yolanda Díaz. No se puede entender de otra forma después de que a última hora, el Ministro de la Presidencia en funciones Féliz Bolaños extrajera del acuerdo Sumar-PSOE el Derecho Civil Valenciano, una cuestión fundamental según Compromís y a pesar de saber este hecho a seguido adelante con sus votos a favor del tándem Sánchez-Yolanda Díaz, quizá esperando ser sumiso y que de paso le caiga alguna secretaria de Estado o alto cargo que llene más los bolsillos de los cargos de Compromís.

Compromís ha consultado a sus cargos orgánicos, los mismos que cobran sueldos públicos, pero no a su militancia de la que cada vez está más divorciada en una coalición catalanista que cada vez se parece más a la serie de Netflix Juego de Tronos, donde las divisiones, los juegos de poder y las traiciones están a la órden del día, especialmente desde la salida de Oltra, la que de facto era el pegamento que unía a todos ellos y a la que no dudaron en dejar caer y sustituir, haciendo eso del dicho de «a rey muerto rey puesto«, tras la salida de Oltra Baldoví no tardó en ofrecerse como nuevo líder, pero su liderazgo ha sido un suspiro, porque de facto, no ha conseguido liderar absolutamente nada.

Traiciones al Pueblo Valenciano

 

Las traiciones a los valencianos de un partido que supuestamente se autodefine como valencianista, aunque por sus acciones los podemos catalogar como catalanistas, han sido continuadas. Sólo hay que recordar que cuando gobernaba el Botànic se pasó de las pancartas exigiendo financiación al silencio cómplice absoluto. Este problema de repente se relegó hasta casi desaparecer de la agenda política valenciana. Lo mismo pasó con el Derecho Civil, sólo cabe recordar las palabras de Oltra cuando era la lideresa «este tema no preocupa en absoluto, si no como la financiación estaría resuelto». Pues parece que ni derecho Civil ni financiación años después.

Ahora Compromís ha vuelto a mentir y traicionar a los valencianos y a sus propios votantes, y ha permitido que Bolaños, quan Felipe V actual, decrete que «esto no toca» y por tanto desaparezca la reivindicación hsitórica. ¿En la próxima concentración seguirá yendo Compromís?. Porque habría entonces que pitarles y desterrarles y recordarles su nueva traición a sus «supuestos principios».

Una vez más el apego al poder esperando un puestecito de responsabilidad ha podido a las reivindicaciones valencianas. Donde seguiremos sin custodia compartida, sin separación de bienes al contraer matrimonio, y sin contrataciones agrarias específicas ni de sucesión en las pymes valencianas entre muchos otros aspectos que regulaba el derecho civil.

¿Votos a cambio de qué?

 

No se puede hablar de agenda valenciana si los recortes han sido al pilar fundamental de esa agenda. Por lo que respecta a la financiación autonómica no hay ningún compromiso firmado con la Comunidad peor financiada del Estado, sólo que se reformará el sistema, pero quién sabe si a peor para los valencianos…

No conocemos si la quita planteada será realidad, porque la Plataforma per la Financiació Justa recuerda que son 48.000 millones los que se computan directamente por 10 años de infrafinanciación. Alguien, «una voz autorizada», o sea un simple senador socialista metido a voz autorizada, o sea Chimo Puig ha asegurado que serían 10.000 millones, sin saber cómo se calcula esa cifra…

De nuevo votos a cambio de promesas sin concreción, pero como el viento se llevó las anteriores, nada garantiza que se cumplan las nuevas. Ahora se habla de inversiones en infraestructuras, como el tema de Cercanías, pero cabe recordar que en los últimos 10 años sólo se han ejecutado un 10% de las inversiones previstas incluso presupuestadas. Un ejemplo, el canal de acceso a Valencia lleva ejecutado sólo un 20% de lo presupuestado para este año, y se calcula que el año que viene de los presupuestado sólo se ejecutará el 50%. Así que se presupueste una cosa no significa que después se ejecute… De eso sabe mucho Compromís en sus anteriores consellerías donde a final de año se ejecutaba menos del 50% de los presupuestado, o el propio Ajuntament de Valencia donde el año pasado Ribó y Compromís sólo ejecutó poco más del 30% del capítulo de inversiones en los barrios…

¿Votos a cambio de qué?. Que alguien me lo explique claro, porque de nuevo nos quedamos atónitos ante la inutididad de unas siglas en Madrid que ya no representan ni a sus afiliados… horas bajas para Comrpomís y para sus dirigentes, esperemos les rente personalmente en forma de carguitos para seguir acallando su incompetencia en reivindicar la agenda valenciana…

Scroll al inicio