Cullera encuentra seis lingotes de plomo con la marca de la poderosa familia Planii de la Roma del siglo I A.C.

Cullera encuentra seis lingotes de plomo con la marca de la poderosa familia Planii de la Roma del siglo I A.C.

El hallazgo se enmarca dentro de las prospecciones que el servicio arqueológico del consistorio está realizando en el yacimiento subacuático Portum Sucronem y se suma a los tres lingotes ya encontrados en 2021

Cullera continua sacando vestigios del que podría ser el Portum Sucronem y además lo hace de forma muy especial. El servicio arqueológico del Ayuntamiento ha encontrado en aguas de la bahía de Cullera seis nuevos lingotes de plomo del siglo I a. C.

Las piezas encontradas son exactamente iguales a los tres lingotes que ya se encontraron en octubre de 2021. Unos lingotes inéditos hasta el momento de la época romana (siglo I a.C) que aportan detalles importantes sobre la familia Planii, una de las más poderosas política y económicamente de la época.

«Gracias a la campaña de investigaciones arqueológicas que estamos llevando a cabo desde el Ayuntamiento en el yacimiento submarino del Portum Sucronem, Cullera cuenta con nueve piezas de gran importancia histórico y de destacada importancia arqueológica», ha manifestado la regidora de Cultura y Patrimonio Histórico, Silvia Roca.

Este proyecto se está llevando a cabo además con la colaboración del Club de Buceo Delfín, del Centro de Buceo de Cullera y del Centro de Arqueología Subacuática de la Comunidad Valenciana, dependiente de la Generalitat Valenciana.

F2sAHo0WMAA7DWg

De estos nuevos seis lingotes uno de ellos todavía permanece bajo el mar aunque ya localizado y a punto de extraer.

«El hallazgo de estas últimas piezas nos permite pensar que nos encontramos ante un cargamento hundido de lingotes de plomo procedentes de Carthago Nueva (Cartagena) y en dirección a Roma, donde sus propietarios -los Planii- venderían para ser fundidos y convertidos en herramientas, armas o útiles diversos», ha explicado el arqueólogo municipal del Ayuntamiento de Cullera, Kike Gandia.

«Desconocemos si este cargamento está asociado a la embarcación que los transportaba o no, de aquí viene que sea necesario continuar excavando para descubrir la existencia o no de maderamen o cuadernas de la nave que los transportó», ha añadido.

«Por otro lado, es evidente que tanto por la cantidad de lingotes localizados como por su concentración en un punto, o bien se trata de una pérdida de carga en una operación de trasvase entre embarcaciones, o bien de un hundimiento por zozobra de la embarcación que los transportaba, pudiendo referirse a la nave principal o la nave nodriza. Una cuestión que pretenderemos averiguar en las próximas excavaciones» ha concluido Gandia.

Una conservación impecable según los expertos

 

Hay que destacar el extraordinario estado de las lingotes de plomo, fruto de su conservación en el lodo del río Júcar que permite una ausencia casi total de aire y por tanto un nivel de afectación bajísimo, además del escaso contacto con el agua salina y los microorganismos que suelen colonizar los elementos que encuentran en superficie del lecho marino. Las piezas se encuentran como se fundieron hace más de 2000 años atrás.

Material único en el Museo de Historia y Arqueología

 

Gracias a este hallazgo, el Museo de Historia y Arqueología de Cullera posee una de las colecciones de lingotes de plomo con marca de los ** Planii y cronología romano-republicana, más importantes de todo el Mediterráneo, lo cual sitúa al Portum Sucronem de Cullera como un puerto principal y destacado en el comercio mediterráneo entre los siglos II a. C. e II d. C.

Una familia poderosa

 

La familia Planii era un clan formado por dos hermanos, altamente influyentes durante la época de la República a Roma y que tuvieron una gran participación en la vida política además de un enorme poder económico por su dedicación a la explotación y comercio del metal que distribuían como materia prima por todo el Mediterráneo.

A causa de la importancia del plomo durante la época, todos los lingotes estaban marcados con un símbolo identificativo del comercializador. A diferencia de los hasta ahora conocidos con la marca de los Planii, en el caso de Cullera las piezas encontradas en 2021 así como los encuentros en esta ocasión, tienen una simbología inédita de un patrónium de esta poderosa familia.

Desde la aparición de los tres primeros lingotes hace casi dos años hasta ahora, se han abierto unas perspectivas de busca tan grandes que los principales investigadores mundiales de la familia Planii, el epigrafista francés Claude Domergue y Christian Rico, se han interesado por este descubrimiento desde el primer hallazgo.

Con ellos continúan trabajando de manera directa el Museo de Historia y Arqueología del Ayuntamiento de Cullera así como el Centro de Arqueología Submarina de la Comunidad Valenciana a través de su propia directora Asunción Fernández.

Scroll al inicio