El concejal de Devesa-Albufera explica que el agua de la Albufera cambia de color por factores biológicos y meteorológicos

El concejal de Devesa-Albufera explica que el agua de la Albufera cambia de color por factores biológicos y meteorológicos

  • El concejal de Devesa-Albufera, José Gosálbez, ha subrayado que desde el Ayuntamiento se va a «permanecer atentos y vigilantes a la evolución de las aguas».

  • El edil se reunirá en breve con la dirección del Parque Natural y de la conselleria de Medio Ambiente.

  • El cambio de color de las aguas de verde oscuro a marrón se explica como la respuesta a la concurrencia de múltiples factores, algunos de ellos inusuales.

El concejal delegado de Devesa-Albufera, José Gosálbez, ha explicado que, de acuerdo con los informes técnicos de que se dispone, «el cambio de coloración del agua de l’Albufera responde a factores biológicos y meteorológicos que, a pesar de no revestir gravedad, sí que nos van a hacer permanecer atentos y vigilantes a la evolución de las aguas».

De hecho, el concejal tiene previsto mantener reuniones en próximas fechas con la dirección del Parque y responsables de la conselleria de Medio Ambiente «para seguir estrechando la coordinación entre las administraciones sobre la conservación de la Albufera».

Y es que, durante las últimas semanas, el agua de l’Albufera ha tomado un color excepcional, que ha virado desde el habitual verde oscuro, debido a la alta densidad de algas cianofíceas, a colores marronáceos o incluso en algunos momentos marrón-anaranjados. Tal como se ha explicado desde el servicio de Devesa, este cambio de color, que ha suscitado un cierto interés mediático y que se ha mantenido durante cerca de 20 días, constituye una situación nada habitual que se debe a la confluencia de varios factores y que se explica como la respuesta a la concurrencia de múltiples factores, algunos de ellos inusuales.

Según los informes técnicos, se ha desarrollado un ciclo habitual de senescencia (envejecimiento) de las aguas, con reducción de clorofila a (que es la que da la coloración verde al agua) y una aumento de los carotenos (que da coloración anaranjada-marrón al agua), todo ello, potenciado por la alta concentración de fitoplancton en la laguna en los meses previos. A estas circunstancias se han sumado las excepcionales olas de calor y la alta renovación del agua de la laguna durante la segunda quincena de agosto y la primera de septiembre, y las posteriores lluvias y temperaturas suaves, que generan condiciones de cambio de la composición del plancton.

Scroll al inicio