El Consell Valencià de Cultura se rompe por el comunicado de su presidenta defendiendo a la AVL

El Consell Valencià de Cultura se rompe por el comunicado de su presidenta defendiendo a la AVL

La crisis de las instituciones valencianas por la falta de apoyo a la Cultura Valenciana tras la decisión de vulnerar el estatuto y no reconocer al valenciano como lengua cooficial por parte del presidente del Gobierno y la nueva presidenta del Congreso se lleva por delante otra institución valenciana, que se rompe literalmente en dos.

El Consell Valencià ¿ de cultura o de política?

 

CVC
Dolores Pedrós, presidenta -en funciones- del CVC.

El Consell Valencià de Cultura emitió un comunicado firmado por su presidenta asegurando que desde el CVC defendían a la AVL y su normativa y recriminaban el tweet en Normes d’El Puig de la Consellería de Agricultura. Una Presidenta de Compromís y que resulta que es ex-presidenta de los Editores del «país valencià».

Esto ha hecho que tras conocer por la prensa sus miembros este apoyo velado a la AVL y sus críticas al actual gobierno valenciano, los cinco miembros promovidos por el PPCV acusan a la actual presidenta -en funciones – de actuar al margen del Consell Valencià de Cultura y atacar desde el mismo a las instituciones valencianas.

«Va en contra de lo decidido por la mayoría de valencianos tras las elecciones autonómicas del pasado 28M»

Los miembros del Consell valencià de Cultura deslizan que la actual presidenta en funciones, nombrada casualmente por Compromís, estaría utilizando esta institución consultiva en materia cultural como ariete contra el nuevo Consell de la Generalitat Valenciana.

Este CVC ha emitido dictámenes fuertemente contestados desde entidades de patrimonio o de defensa de la Cultura y acusándolos de «dictámenes eminentemente políticos» los últimos años, como asegurar que no posee ningún valor a proteger el antiguo Cine Metropol, el polo cultural más importante de la Valencia Republicana y uno de los últimos cines en pie del Cap i Casal, o las naves de la calle Guala del barrio de San Antonio.

Así, si ya la propia AVL ha quedado retratada tras ocho años de silencios a pesar de Consellerías y presidencia de la Generalitat en la época de Puig que no seguían su normativa y sí la de entes ajenos a la Comunitat Valenciana, ahora es el CVC el que padece esta guerra lingüística que algunos se empeñaron en cerrar artificialmente con medidas políticas y que ahora ha vuelto a estallar a las instituciones valencianas.

Este medio ha intentado por todos los medios conseguir los sueldos de los académicos en su conjunto y sólo ha podido tener acceso a través del CVC del total de los emolumentos, sin como marca la ley de transparencia informar de lo que percibe cada «académico», a pesar de ser dinero público. Una institución que parece muy poco transparente y correa de transmisión política en vez de cultural.

No se conoce comunicado de la presidenta en funciones del Consell Valencià de Cultura pidiendo respeto por el Estatut Valencià a la presidenta del Congreso Francina Armengol o al presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez.

Scroll al inicio