La Generalitat Valenciana en una situación financiera preocupante

La Generalitat Valenciana en una situación financiera preocupante

La Consellera de Economía y Hacienda, y portavoz del Consell, Ruth Merino, tras el Pleno del Consell de hoy ha hecho públicas las cuentas de la Generalitat Valenciana del 2022 que ha calificado de «muy preocupantes».

«Se van a confirmar los datos que nos temíamos, que hemos ido conociendo por otros organismos. La situación financiera de la Generalitat Valenciana es muy preocupante en muchos de sus indicadores.»

El déficit se ha disparado durante 2022 en 3.847 millones de euros.

Esta cifra está por encima de todas las CC.AA.. La única CC.AA. que está por encima del 3% del PIB es la Comunitat Valenciana. Ruth Merino asegura que existe un incremento d.

«Estamos a la cabeza de la deuda pública que supera los 55.000 millones de €, a la cabeza de la deuda en España en términos relativos y de los primeros en términos absolutos.»

«12.218€ debe cada valenciano gracias al Consell de Puig»

La infrafinanciación

 

Merino añade que la Comunitat Valenciana está injustamente infrafinanciada y es un objetivo principal abordar la necesidad urgente de reforma del sistema de financiación autonómica, y contribuye a estas cifras de deuda, pero advierte que no es lo único que ha dado lugar a estas cifras.

“La gestión ineficaz de los recursos públicos y el gobierno más caro de la historia ha sido estos números”.

Merino añade que a pesar de tener más recursos los últimos años la Generalitat Valenciana se ha producido el incremento de la deuda y no se han dado unos recursos públicos de calidad al ciudadano.

«Estos son los datos que se ha encontrado el Consell, nuestra intención es trabajar para acabar esta deriva “irresponsable” de la Generalitat Valenciana.»

Eficiencia y eficacia de  la administración pública

 

La consellera Merino asegura que cada euro de impuestos va a los servicios públicos fundamentales, pero que éstos en la actualidad son ineficaces y malos, asegura que hay que optimizar recursos.

«Lo único que se va a recortar es las duplicidades y la ineficiencia en la gestión y la grasa política. El gasto del sector público se ha incrementado en 4.000 millones los últimos años. Hay que hacer un análisis de cada ente, los servicios y funciones y si hay duplicidades, se eliminarán.»

Con esa deuda histórica fruto de la infrafinanciación habrá que tomar medidas, pero con un gobierno estatal paralizado parece difícil abordar ahora estas cuestiones.

Merino acaba asegurando que desde su departamento se analizará cada consellería, ente público, dirección general, secretaría autonómica y empresas públicas para eliminar duplicidades y conseguir una gestión eficiente de los recursos públicos.

«El consell más grande y caro de la historia fue el de Chimo Puig la pasada legislatura, ahora se han eliminado consellerías y altos cargos. También asesores, de forma que se prevé un recorte en el gasto de más de 3 millones de euros.

Scroll al inicio