Más de 500.000 españoles se concentran en Madrid contra la amnistía

Más de 500.000 españoles se concentran en Madrid contra la amnistía

Protestas en varias capitales europeas y frente al Parlamento Europeo en Bruselas de españoles junto a la gran manifestación de Madrid

 

Según los organizadores cerca de un millón de españoles, según Delegación del Gobierno 100.000 personas, un baile de cifras imposible con tanto margen, que sólo se comprende desde la perspectiva de que quién da las cifras desde la Delegación del Gobierno tiene el carnet del PSOE. La realidad es que esta mañana en el centro de Madrid habían más de 500.000 españoles en una marcha multitudinaria que ha colapsado el centro de Madrid y mandado una imagen muy clara a Moncloa.

“No en mi Nombre, ni amnistía, ni autodeterminación”

Este era el mensaje principal de los convocantes directamente a Pedro Sánchez, investido presidente del gobierno gracias a los votos de independentistas catalanes y herederos de etarras, junto con una amalgama de partidos que le ha sumado los escaños suficientes como para sumar mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

Para conseguir los apoyos necesarios y volver a la Moncloa, Pedro Sánchez no ha dudado en pactar casi 100 medidas con Bildu, con el PNV, con ERC, con Junts x Cat , Sumar y con Coalición Canaria. Pero el más llamativo ha sido la negociación con Junts x Cat, que ha llevado personalmente el número tres del PSOE en Bruselas, reuniéndose en numerosas ocasiones con el prófugo de la justicia española, Carles Puigdemont.

El “cambio de parecer” del PSOE se llevó a cabo justo después de las elecciones generales adelantadas del pasado 23 de Julio. Cuando los números no salían al Partido Popular que necesitaba a Vox para gobernar y ello impedía apoyarse en otras fuerzas políticas. Así, el secretario general y candidato de nuevo a presidente se lanzó a conseguir los votos necesarios entre el resto de partidos con representación parlamentaria, parece que el coste no importaba. Todo ello ha dado como consecuencia la investidura de Sánchez como Presidente del Gobierno, pero ha dejado por el camino una gran fractura social.

Una ley que pretende “trabajar por la convivencia” pero que ha conseguido justo lo contrario

 

Más de 40 años después de construir una democracia, ésta aún no estaba madura por lo visto y tenemos que en “pro de conseguir la convivencia en Cataluña” se ha fracturado nuevamente a la sociedad española, en dos bandos, volviendo los radicalismos y extremismos que son los que a pesar de su escasa representación ( el PP y el PSOE tienen 3 de cada 4 votos), los extremismos marcan la actividad política en España y por tanto la agenda política.

Una ley que asegura se hace por la convivencia y que ha conseguido fracturar a la sociedad española, eso sí con grandes hitos. La amnistía y los acuerdos entre Junts y el PSOE han conseguido unir a jueces y fiscales conservadores y progresistas.

La post-concentración

 

Tras reunir a más de 500.000 españoles y colapsar el centro de Madrid, cerca de 2000 jóvenes han emprendido andadura hacia el complejo de la Moncloa entre los coches por la A-6, que ha tenido que ser cortada por la policía nacional, hasta el punto que se han encontrado con una valla de más de 300 policías nacionales que impedían siguieran la marcha.

Allí mismo en la carretera han hecho una gran sentada más de 1.000 jóvenes. Ningún incidente con la policía a pesar que desde el entorno del gobierno se ha vuelto a lanzar la proclama de que los que salen a la calle a protestar son fascistas, machistas y radicales.

La España que madruga, que paga sus facturas como puede, que intenta sobrevivir cada mes, padres de familia, jóvenes, abuelos, de todas las clases sociales, de derechas y de izquierdas se han juntado para decir alto y claro “No en Mi Nombre, Amnistía NO y autodeterminación tampoco”.

Difusión de las protestas

 

Las protestas también se han vuelto a producir en varias embajadas españolas europeas y en la sede del Parlamento Europeo, que ya ve con gran preocupación lo que está sucediendo en España y que el nuevo presidente Pedro Sánchez ignora totalmente lo acontecido restando importancia.

Hoy hemos podido ver como los grandes medios de comunicación españoles, a los que el gobierno ayuda con grandes campaña de comunicación informaban pero sólo puntualmente sobre las protestas, mientras lo pequeños medios eran la voz de los miles de españoles. Incluso a nivel internacional los grandes medios empiezan a hacerse eco de las protestas en España que ya suman 15 días y parece van en aumento, todo ante la indiferencia y el desprecio de Pedro Sánchez. Una guerra de comunicación en toda regla. Un disparate más de esta fractura social que ha conseguido divorciar a media población española por el bienestar de unos pocos que no rendirán cuentas de sus ensoñaciones y delitos.

“Paren esta sin razón, queremos democracia plena e igualdad de todos los españoles”

Deben ser los lemas “fascistas y machistas” que aluden portavoces socialistas interesados aferrados a su sillón y caros salarios. Ha de tornar la convivencia real y la razón, y no por imposición como parece quiere Sánchez, cuyo mandato será un auténtico dolor de cabeza cada día.

Desde la sociedad civil se llama a seguir las protestas pacíficas

 

Son muchas las voces autorizadas como el propio pensador Fernando Savater que piden continuar con esta “lucha pacífica” en las calles. También Cayetana Álvarez de Toledo asegura que “hay esperanza”

https://x.com/cayetanaAT/status/1725862995199185187?s=20

Cayetana los llama el ejército de la democracia. También ha asistido Rosa Díez que ha asegurado que “esa inmensa mayoría de españoles que salen a la calle a proteger a las instituciones de la democracia y a defender la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos. #Cibeles18N . Amnistía para los golpistas y terroristas #NoEnMiNombre”

 

 

Scroll al inicio