Bigatos y Somos Gos de Altea consiguen que la justicia salve las colonias felinas...pero les piden 20.000€

Las Asociaciones Bigatos y Somos Gos de Altea consiguen que la justicia salve las colonias felinas…pero les piden 20.000€

La justicia en España ya sabemos que ante un Ayuntamiento o Administración pública no se suele complicar la vida, así ha dado la razón a las Asociaciones locales de Bigatos y Somos Gos de Altea pero les pide 20.000€ de depósito para las medidas cautelares de paralización de las obras.

El Ajuntament d’Altea en manos de Compromís, supuestamente animalista, ha concedido la licencia de obras y ya están ejecutando el PAI de Bellas Artes, el problema es que no ha trasladado las colonias felinas que allí se encuentran, con lo que éstas están en peligro.

Las Asociaciones locales de Bigatos y Somos Gos llevan meses intentando que el Ayuntamiento escuche este problema y traslade las colonias antes de ejecutar las obras, pero no ha sido así, el silencio por respuesta de los supuestos animalistas de Compromís.

Las medidas cautelarísimas aceptadas, pero con condiciones

 

En una decisión sin precedentes, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 1 de Alicante ha adoptado medidas cautelarísimas a solicitud de las asociaciones de protección animal Bigatos y Somos Gos, a fin de proteger las colonias felinas afectadas por la obra del Plan Parcial Bellas Artes de Altea.

Ambas asociaciones, firmantes de un Convenio C.E.R. con el Ayuntamiento de Altea, denunciaron que la ejecución de las obras afectaba a colonias felinas censadas, sin que se hubiera llevado a cabo su reubicación, por lo que se encontraban en una situación de peligro inminente. Por esa razón solicitaron la suspensión inmediata de la ejecución de las obras, amparándose en el artículo 135 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

El Juez, tras analizar la situación, determinó que concurrían «circunstancias de especial urgencia«. Con base en ello, dictaminó la suspensión de la ejecución de las obras en las zonas donde se emplazan estas colonias.

Mariola Terrer, en representación de la asociación Somos Gos: “Tenemos sensaciones agridulces, ya que, si bien esta resolución judicial es una victoria, al solicitarnos a dos entidades sin ánimo de lucro que prestemos garantía por cuantía de 20.000 €, la justicia nos da la razón y al mismo tiempo nos amordaza.”

Según Raphaela Fischer, presidenta de la asociación Bigatos: “las Asociaciones venimos solicitando desde agosto soluciones para evitar justamente lo que está ocurriendo. Con la obra en marcha los gatos están aterrorizados. De este modo es imposible realizar reubicaciones, y por otra parte las nuevas ubicaciones ni están claras ni son accesibles ni están preparadas. Es muy triste tener que recurrir al Juzgado porque desde el Ayuntamiento obvian la existencia de las Leyes de Protección animal.

Lo triste es tener que recurrir a la justicia para que se cumpla la ley, que cumpla con la ley de bienestar animal un ayuntamiento gobernado por Compromís, quien supuestamente se declara animalista.

Una vez más vemos cómo los políticos dicen ser una cosa y hacen justo lo contrario, incumpliendo sistemáticamente los compromisos electorales, y pensando que un voto equivale a un cheque en blanco para cuatro años, triste pero cierto.

Compromís en Altea se carga las colonias felinas con el PAI de Bellas Artes

Scroll al inicio