Catalá liga la seguridad a la instalación de cámaras, tras Orriols, Benimàmet y Beniferri vendrá La Punta

Catalá liga la seguridad a la instalación de cámaras, tras Orriols, Benimàmet y Beniferri vendrá La Punta

La seguridad ciudadana fue un tema capital en las últimas elecciones locales y autonómicas y a pesar de que los datos de Valencia respecto a otras ciudades valencianas son relativamente “buenos” hay que hacer algo. Valencia es la gran ciudad valenciana donde menos ha subido la delincuencia, pero el problema es que sigue subiendo, y en el último año la delincuencia ha aumentado en más de un 6%.

Así, ante la visible y notoria falta de policía y el aumento de la delincuencia, Catalá ha encontrado un pequeño alivio en la instalación de las cámaras de seguridad en las calles, y ha empezado por las pedanías, donde los robos siguen al alza y los problemas, y todas las pedanías exigen más seguridad y más presencia policial.

Esta misma semana conocimos una nueva agresión a una anciana tras entrar a su casa para robarle, una nueva porque por desgracia es otra más a sumar a la lista. Ya el año pasado ene sta zona se produjeron una oleada de robos en las viviendas de la zona, especialmente en las casetas de campo, se produjo además una agresión a otra anciana. Ahora la alarma ha vuelto a sobrevolar la cabeza de los vecinos y Catalá ha prometido que la próxima instalación de cámaras de seguridad será en La Punta.

La Punta, una pedanía casi pegada a la ciudad con dos núcleos diferentes distanciados por una carretera, unas vías del tren y una autopista, difícil parece la cobertura de cámaras, pero no imposible. Un barrio a caballo entre la huerta y la ciudad, pegado a la Ciudad de las Artes y la ZAL, un barrio que no quiere perder su esencia agrícola pero encajonado en medio de infraestructuras y viales que claman por servicios públicos y por su seguridad.

Las cámaras en Benimàmet y Beniferri

Esta misma semana la alcaldesa se desplazaba a otra pedanía, a Benimàmet para mostrar las cuatro primeras cámaras instaladas, que se suman a las otras cuatro instaladas en Orriols en pasado mes de Enero, en las calles, encima de los semáforos.

Cuatro cámaras instaladas en Benimàmet, justo la mitad de las solicitadas por los vecinos que fueron 8, pero que “criterios técnicos” de los que no hemos podido conocer las causas han imposibilitado su instalación según las propias fuentes municipales.

Estas cuatro cámaras conectarán a tiempo real, mediante tecnología 4G, con el Centro de Gestión de Tráfico municipal y con la Central de Policía Local, permitiendo un control más exhaustivo de los cruces semafóricos.

La primera de las cámaras, que se ha comenzado a instalar este miércoles, está situada en Benimàmet en el Camí Nou de Paterna a la altura de la calle Bétera, Las próximas semanas se instalarán dos cámaras más en los cruces de la calle Campament con Senda del Secanet y con la calle Felipe Valls. La cámara que se ubicará en Beniferri estará en el cruce entre las calles Córdoba y dels Xiprers.Con la instalación de estas cuatro cámaras en Benimàmet y Beniferri, Valencia, ya dispone de 812 cámaras de tráfico. Próximamente se instalarán en Pobles del Sur, actualmente los técnicos municipales están estudiando las ubicaciones.

Las siguientes cámaras en La Punta

Tras lo sucedido en La Punta, las siguientes cámaras serán instaladas en La Punta, intentando controlar el tráfico y prevenir delitos, ya que estarán igualmente conectadas con la Policía

¿Hay alguien tras las cámaras?

Pues visto que se instalaron 14 cámaras iguales en el entorno de 8 monumentos y que no han servido absolutamente para nada, ya que en horario de apertura de los mismos, las imágenes las ven los propios funcionarios del monumento y la Central de Policía, que a su vez graba y mantiene las imágenes durante un mes. esto no ha servido para acabar con los delitos contra el patrimonio, los animales de dos patas siguen orinando en las Torres de Serranos, vomitando en la puerta de La Lonja e incluso grafiteando sus sillares históricos.

Pero cuando los monumentos están cerrados las imágenes pasan a ser visionadas por la Policía Local, que ya dispone de más de 840 cámaras de “control de tráfico” que por cierto no graban imágenes, todas ellas llegan a una central de policía. ¿Alguien en su sano juicio cree que estas cámaras son visionadas todas?. Pues parece que un circuito va poniendo las imágenes aleatoriamente y si sólo el destino y la casualidad da que en ese momento la pericia del policía de turno vea un delito, por pura casualidad, podrá se evitado…

Todo ello nos hace demostrar que las cámaras no son la panacea, son una acción de intento de evitar los delitos, pero lo que hace falta es más presencia policial en las calles de nuestras ciudades, y valencia la tercera capital de España, con múltiples pedanías y núcleos separados de la ciudad, con un parque natural, un bosque y terrenos agrícolas necesita más mimo de unas autoridades que se olvidan de su obligación con la seguridad.

Delegación del Gobierno ha de poner más medios, pero el Ajuntament de Valéncia también con una plantilla policial cuya media de edad roza los 50 años, y con una plantilla muy alejada de los 2.000 agentes que tenía en época de Rita Barberá, con menos delitos entonces y con una ciudad con muchos menos barrios que vigilar… Mucho por hacer, pero ya es algo, porque no seguir haciendo nada no es una opción…

Scroll al inicio