Primer Consejo de Ministros del nuevo y frágil Gobierno de Pedro Sánchez

Primer Consejo de Ministros del nuevo y frágil Gobierno de Pedro Sánchez

Esta mañana se celebra el primer Consejo de Ministros tras la toma de posesión de los nuevos ministros y cambios de cartera de otros. Caras nuevas y la ausencia de cualquier miembro de Podemos en el ejecutivo de Sánchez.

Ayer la ya ex-ministra de Igualdad, Irene Montero en su discurso de despedida aseguraba que Pedro Sánchez y su propia -en teoría- compañera, Yolanda Díaz habían echado a Podemos del Gobierno de España.

 

Un gobierno de Pedro Sánchez atado de pies y manos

 

Un Gobierno extremadamente débil, rehén de sus innumerables pactos con distintas formaciones para asegurar su voto positivo a la investidura de Sánchez y que ahora deberán ser cumplidos. No será fácil porque hay que modificar decenas de leyes de calado superior para poder ejecutarlos. Así, por ejemplo la transferencia de los tributos a Cataluña y la de gestión de la Seguridad Social al País vasco, que rompen la caja única de las pensiones del Estado y cera una especie de Hacienda catalana, al margen de la Hacienda del Estado.

No será fácil mantener un gobierno con “verificadores internaciones” propuestos por Junts x Cat y ahora que también quiere ERC para verificar el cumplimiento de lo firmado, recordemos, ley de amnistía y pactar un referéndum de autodeterminación para Cataluña.

El resto del Estado estará en contra, así los presidentes autonómicos sean del PP o del PSOE anuncian batalla judicial y política, ya que saldrán perjudicados sus intereses. El hacer una suerte de cupo catalán a semejanza del vasco ahonda en la desigualdad y rompe el principio de solidaridad entre Comunidades Autónomas, aunque ya está roto con el País Vasco y su total insolidaridad con el resto de España. Ahora Cataluña se suma a esta insolidaridad de “lo mío es mío y lo tuyo también”.

Los problemas se acumulan para Pedro Sánchez

 

Si son rehenes de sus pactos, la bendita hemeroteca recuerda a los ministros sus propias palabras, así PACMA ya se ha apresurado al Ministro de Cultura a exigir cumpla con lo prometido en cuanto a la ley de bienestar animal y en cuanto a la tauromaquia.

No lo tendrán fácil y el entorno de Sánchez reconoce que se deberá jugar este partido “semana a semana”, un estrés impropio de un gobierno asentado y estable, lo que da muestra de la total fragilidad del nuevo gobierno. Todos los partidos que lo apoyaron le recordaron que está bajo una lupa y si no cumple lo pactado de inmediato, no habrá acuerdos, ni presupuestos del 2024.

El caso de Podemos es aún más grave, los que auparon a Sánchez y propusieron a una desconocida Yolanda Díaz como vicepresidenta del Gobierno ahora han sido expulsados por sus propios ex-socios y ex-compañeros. Habrá que ver cómo gestionan esta deslealtad total, aunque ya han advertido que sus diputados tendrán independencia de Sumar, han descartado irse al grupo Mixto.

La Pregunta es cuánto durará el nuevo gobierno, aunque una reciente entrevista a líderes de Junts lo dejó claro “el gobierno durará lo que dure la palabra de Sánchez“. ¿Pero después de todo lo dicho y visto se puede otorgar alguna credibilidad a las palabras que salen de la boca del Presidente del Gobierno?… Si difícil ha sido conseguir la investidura, casi in extremis, mucho más complicado será mantenerla…

Pedro Sánchez ha conseguido mediante la compra de voluntades llegar al gobierno, ahora mantenerlo y que nos ea un gobierno fugaz será otra cosa.

Scroll al inicio