El PSPV se niega a reunirse con el PPCV y su secretario de organización los tilda de extrema derecha

El PSPV se niega a reunirse con el PPCV y su secretario de organización los tilda de extrema derecha

El PSPV de Chimo Puig se niega a reunirse para hablar de la situación política de la Comunitat Valenciana y de cómo gobernar la Generalitat Valenciana tras los resultado electorales del pasado 28 de mayo. Así, los socialistas se desmarcan de la ronda de reuniones que hoy empezará en Corts Valencianes Carlos Mazón y que finalmente serán con Compromís y con Vox. Ya que el PSPV no ha aceptado la reuniónd e Puig con Mazón.

El mismo día, el secretario de organización del PSPV José Muños realiza en una entrevista en la televisión autonómica unas duras declaraciones contra el Partido Popular de la Comunitat Valenciana.

José Muñoz

El PP y Vox son lo mismo. El Partido Popular ya tiene decidido con quién va a gobernar, con la extrema derecha“.

Olvida que su partido y Puig ha estado gobernando con el otro extremo, la que podríamos denominar extrema izquierda, nacionalista y catalanista durante ocho años el gobierno de la Generalitat Valenciana.

Los resultados del PSPV. Ni una pizca de autocrítica

Por otra parte desde el PSPV a pesar de perder la Generalitat Valenciana y la mayoría de grandes ayuntamientos valencianos no realizan una mínima autocrítica del porqué de la situación que cambia radicalmente el mapa político de la Comunitat Valenciana tars el 28M.

“Estamos más fuertes que nunca”

Estas afirmaciones las hace el propio President en funciones, Chimo Puig, que olvida nuevamente pérdidas tan imporantes psicológicamente como la de su pueblo donde gobernó 12 años, Morella. Además de perder los principales ayuntamientos valencianos.

El caso del Ayuntamiento de Valencia donde el PSPV ha tenido unos resultados calcados de las elecciones de 2019, tampoco nadie hace autocrítica.

Dos urnas en una misma mesa, votos para Chimo Puig: 98.697 votos en autonómicas, 78.499 votos en municipales a Sandra Gómez. Son 20.158 votos menos a la urna de municipales que a la de autonómicas. Son datos fácilmente contrastables y objetivos. ¿Ahora qué?”

Este texto corría como al pólvora en grupos de WhatsApp del PSPV, una reflexión que no realizan desde la ejecutiva socialista de Valencia ni de la Comunitat Valenciana y que daría cuenta de los malos resultados en el principal Ayuntamiento valenciano.

Sandra Gómez aspiraba a gobernar y se ha quedado con exactamente los mismos concejales, 7. Sigue siendo la tercera fuerza política del cap i Casal tras PP y Compromís y sólo seguida por Vox que consigue 4 concejales en la actualidad.

Las elecciones del 23J

Algo deberán reflexionar de cara a iniciar una campaña electoral donde visto lo visto parece que pueden perder Moncloa también, y donde la plaza de la Comunitat Valenciana será muy relevante. Así lo demuestra el Partido popular con la visita ayer mismo de su actual líder Alberto Núñez Feijóo que recalco que para ganar en España debían los populares ganar en la Comunitat Valenciana.

Por otra parte la estrategia del PSOE pasa por movilizar todo el voto de la izquierda, así aseguran que sólo aglutinando en sus siglas el voto de la izquierda “podremos parar a la extrema derecha”. Pensando ya en clave electoral los socialistas ven peligrar con la irrupción de SUMAR su hegemonía ante Unidas Podemos y ven como la posible sopa de siglas electorales en la izquierda puede hacer diseminar el voto perjudicando sus opciones de revalidad Moncloa.

Unos números que no salen a Sánchez ni siquiera pactando con independentistas y herederos de la doctrina etarra. Estas elecciones veremos la lucha fraticida de la izquierda por sobrevivir, y especialmente al superviviente Pedro Sánchez que tratará de conseguir el mayor número de escaños posibles para aguantar poder, a costa de lo que haga falta. Ya conocemos su discurso de “no podría dormir si pactara…” o “incluso el nunca pactaré con…” y sus acciones han sido diametralmente opuestas a lo que él mismo explicaba en medios de comunicación. una versión del propio Presidente del Gobierno, la peor de todas donde se contradice a sí mismo una y otra vez. Tendremos circo para rato hasta el 23J.

Scroll al inicio