Alquería Beato Gaspar Bono

La Grúa Municipal llena de pegatinas la alquería de Beato Gaspar Bono

La Grúa Municipal llena de pegatinas la alquería de Beato Gaspar Bono (BRL)

 

El servicio de la Grúa Municipal de Valencia ha llenado de pegatinas la fachada exterior de la alquería de la calle Beato Gaspar Bono. Un Bien de Relevancia Local que se encuentra, además, dentro del entorno BIC del Jardín Botánico de Valencia.

La asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio ha denunciado estos hechos, a través de una serie de fotografías en las que se puede ver claramente diversas pegatinas amarillas que indican la retirada de varios vehículos por parte de la grúa municipal.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2024/02/la-alqueria-de-la-calle-beato-gaspar.html

Alquería Beato Gaspar Bono

La descoordinación entre los diferentes servicios municipales, en lo que respecta a la protección del patrimonio cultural valenciano, sigue siendo absoluta. Que no haya ningún responsable que se de cuenta de estas cosas dentro de ningún servicio del Ayuntamiento de Valencia pone de relevancia la inoperancia y el desinterés de nuestras administraciones públicas a la hora de tener un mínimo de cuidado y de respetar un edificio protegido patrimonialmente.

10 años de denuncias y más de 15 de abandono

 

Círculo por la Defensa del Patrimonio recuerda que la primera denuncia que efectuaron por RGE fue el 7 de diciembre de 2013, hace diez años y dos meses. Y en todo este tiempo, la alquería de la calle Beato Gaspar Bono sigue sin rehabilitarse y ponerse en valor, encontrándose actualmente, además, okupada.

En las últimas recomendaciones del Síndic d’Agravis, este pedía al Ayuntamiento de Valencia que, en cumplimiento de las anteriores recomendaciones de fechas 29/8/2014 y 6/5/2019, se adoptaran, de forma real y efectiva, las medidas necesarias para mejorar la protección de la Alquería de la calle Beato Gaspar Bono, eliminando las pintadas existentes en el muro exterior y evitando el aparcamiento de vehículos dentro del entorno de protección del bien de interés cultural (BIC) del Botànic.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2021/08/tercera-recomendacion-del-sindic-de.html

Sin embargo y tal y como puede verse en las fotografías tomadas ayer domingo, 11 de febrero de 2024, siguen aparcando vehículos, pesar de las multas y retiradas de vehículos por parte de la Grúa Municipal (con el pegado de las notificaciones en la fachada de un BRL protegido).

Una medida que es señalada como un parche, por parte de la asociación denunciante, no siendo la solución definitiva para evitar ese aparcamiento. Además, ya empiezan a aparecer las primeras pintadas que, si no son retiradas inmediatamente, terminarán llenando de nuevo las fachadas del bien.

Incumpliendo la LOTUP y la LPCV 4/1998

 

El estado actual de este BRL incumple con el Decreto Legislativo 1/2021, de 18 de junio, del Consell de aprobación del texto refundido de la Ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje (LOTUP), que en su Artículo 189. Deber de conservación y rehabilitación e inspección periódica de edificaciones, señala lo siguiente:

1. Las personas propietarias de construcciones y edificios deberán mantenerlos en condiciones de seguridad, funcionalidad y habitabilidad, realizando los trabajos y obras necesarias para conservar dichas condiciones o uso efectivo que permitan obtener la autorización administrativa de ocupación o título equivalente para el destino que les sea propio.

La alquería de Beato Gaspar Bono no reúne ninguna de estas condiciones, más de diez años después de iniciado el expte. de denuncia, y tras décadas de abandono y degradación.

De la misma manera, el estado actual de este BRL incumple también con el Artículo 5. Colaboración de los particulares, de Ley 4/1998, de 11 de junio, del Patrimonio Cultural Valenciano y posteriores modificaciones, que indica lo siguiente:

1. Los propietarios y poseedores de bienes del patrimonio cultural valenciano deben custodiarlos y conservarlos adecuadamente a fin de asegurar el mantenimiento de sus valores culturales y evitar su pérdida, destrucción o deterioro.

2. Cualquiera que tuviera conocimiento del peligro de destrucción, deterioro o perturbación en su función social de un bien del patrimonio cultural, o de la consumación de tales hechos, deberá comunicarlo inmediatamente a la administración de la Generalitat o al Ayuntamiento correspondiente, quienes adoptarán sin dilación las medidas procedentes en cumplimiento de la presente Ley.

La alquería de Beato Gaspar Bono no se encuentra en un estado de conservación adecuado, no mantiene sus valores culturales y ha sufrido numerosas pérdidas, destrucción y deterioro.

A esto hay que añadir el riesgo que conlleva una okupación de un edificio que se encuentra en tal mal estado, apuntalado y con material inflamable en el interior. Si no se actúa a tiempo, podemos tener que lamentar un incendio que termine por rematar a esta alquería.

El PP exigió su rehabilitación inmediata en agosto de 2021

 

El actual gobierno del Ayuntamiento de Valencia exigió al anterior gobierno, en agosto del año 2021, “rehabilitar ya la alquería de la calle Beato Gaspar Bono”, máxime cuando es propiedad municipal desde el año 2015.

Sin embargo, una vez tomada la vara de mando de la ciudad, los responsables municipales no parecen tener la misma prisa que pedían hace dos años y medio y desconocemos si lo que se solicitaba con tanta premura se terminará llevando a cabo en los próximos años o  ya en próximas legislaturas, como sucede con otros bienes como La Ceramo, el Casino del Americano, la alquería de la Torre, de Falcó o de Olba, entre otros muchos.

Alquería Beato Gaspar Bono

Círculo por la Defensa critica que habiendo pasado más de una década desde la primera denuncia y más de quince años desde el abandono de este BRL, los diferentes gobiernos municipales sigan con las mismas excusas justificaciones para dilatar la intervención en este bien.

El objetivo principal de las administraciones públicas valencianas es que los bienes patrimoniales incluidos en el catálogo municipal reúnan las condiciones de seguridad, funcionalidad y habitabilidad, manteniendo sus valores culturales y evitando su pérdida, destrucción o deterioro, y no permaneciendo parcheados durante lustros, esperando el inicio de unas obras que nunca llegan o que sólo se desbloquean y avanzan a base de denuncias y de reabrir, una y otra vez, los expedientes de queja con su institución.

Scroll al inicio