Las obras menores en el Mercado Central se agilizarán pero Patrimonio estará vigilante

Las obras menores en el Mercado Central se agilizarán pero Patrimonio estará vigilante

La asociación de comerciantes y empleados del Mercado Central y Centro de Valencia “La Cotorra” solicitó se agilizaran los expedientes de obras menores dentro del Mercado Central, ya que hay 20 comerciantes esperando autorización desde el cambio de un cristal, cambio de expositor o de letrero entre otros.

Todo después de que el concejal reunido con la asociación privada de vendedores que lleva la gestión del Mercado asegurara que “ahora todo se pasa por patrimonio por culpa de la denuncia existente“. Un bulo difundido por el propio concejal y por la asociación de vendedores echando la culpa de la paralización de las obras y es que otra asociación, la de Vendedores de los Mercados Municipales de la Comunitat Valenciana denunció el expolio y destrucción de los azulejos Nolla, protegidos desde 2020 por el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella y parte del BIC del Mercado Central, de propiedad municipal. Que se repusieron en parte, tras comprobar desde Patrimonio que muchos de ellos habían sido destruidos, sin que la concejalía supervisara esta obra e impidera la destrucción del patrimonio, incumpliendo los funcionarios nuevamente su labor In vigilando.

Los azulejos Nolla extraídos a las bravas y recuperados por este diario serán devueltos al Mercado Central

La realidad es que para obras menores únicamente la concejalía de mercados requerirá autorización para las mismas, pero hay que recordar que como han denunciado públicamente colectivos como el Círculo de Defensa del Patrimonio, se han llevado a cabo obras desde 2020 de calado en algunas paradas donde podría haberse arrancado este azulejo protegido, y la concejalía no habría hecho nada al respecto.

El concejal de Fallas, pirotecnia, Batalla de Flores, Junta Central Fallera, MercaValencia y mercados municipales, Santiago Ballester ha acordado con la Directora general de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, Pilar Tébar esta agilización de permisos, solicitada además por escrito por la Asociación La Cotorra de comerciantes.

Los suelos y los forjados son parte de la estructura según indica el propio PEP y la Ley de Patrimonio y la Generalitat estará diligente para que se cumpla con la legalidad.

No ha trascendido si el concejal municipal a la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana le ha informado de su acuerdo con la entidad privada que gestiona el Mercado de aplazar la limpieza de las vidrieras que acumulan más de 15 años de suciedad, ni si ha informado del deterioro del Mercado Central.

Devolver el esplendor al Mercado Central de Valencia repensando su futuro y atendiendo sus necesidades
Devolver el esplendor al Mercado Central de Valencia repensando su futuro y atendiendo sus necesidades

Cabe recordar que tanto el Círculo de Patrimonio como la Asociación La Cotorra han pedido por escrito que vuelva la gestión municipal privatizada ya que la concesión de la encomienda de gestión está en precario, caducada desde hace años y las irregularidades parecen múltiples en esta gestión.

Tampoco ha trascendido nada de la denuncia del cocinado de paellas efectuado en Septiembre pasado y que está judicializado, con imágenes de cámaras de seguridad que ya posee la propia concejalía donde se vería el cocinado prohibido expresamente por ellos y por la Ley de Patrimonio en el interior del Mercado, un cocinado que niegan desde la entidad privada a pesar de las evidencias. Tampoco se sabe de actuaciones de la Concejalía de Santiago Ballester por multar esta conducta, ni las multas que debería imponer por la publicidad ilegal que sigue apareciendo en el Mercado Central y que la Ley de patrimonio prohíbe expresamente en un BIC.

Paellas en el Mercat Central

¿Qué hace la oficina de La Llongeta de Mercados?

Después de la polémica con el funcionario que en mayo pasado se demostró entraba con expedientes muchas noches bajo el brazo, el denominado ya como “fantasma de la Llongeta”, que fotocopiaba a altas horas e introducía y sacaba expedientes y después de que la propia concejalía respondiera en un escrito oficial que “no existe protocolo alguno de custodia de documentación” es llamativa la labor de esta concejalía y su función de protección patrimonial.

Respuestas como “hace dos años que hay grandes lonas en el techo con publicidad de una cervecera, pero no lo hemos visto” tan sorprendentes da que pensar de la función de algunos funcionarios, los mismos que no ha cambiado ni reciclado el nuevo concejal y que siguen mirando hacia otro lado cada vez que aparece una nueva publicidad ilegal dentro del mercado, por la que cobra por cierto, la asociación privada que gestiona el mercado.

Habrá que vincular mecanismos para vigilar la labor de este “loco servicio” donde ni se custodian documentos con datos sensibles personales, algunos funcionarios parece que están ciegos y otros trabajan de noches…Mucho por hacer y poco hecho en una Loca concejalía de mercados que dirige el concejal de Pirotecnia, Batalla de Flores, Fallas, Junta Central Fallera, Mercavalencia y mercados en el poco tiempo libre que debe poder dedicar a sus funciones con tanta responsabilidad y cargos.

Scroll al inicio