Los 5 diputados de Podemos abandonan SUMAR y se incorporan al grupo Mixto

Los 5 diputados de Podemos abandonan SUMAR y se incorporan al grupo Mixto

Era cuestión de tiempo que tras un camino de desencuentros con Yolanda Díaz la formación que inició Pablo Iglesias abandonara la sopa de siglas de SUMAR.

Esta misma semana que ha iniciado su camino la legislatura más complicada que se recuerda, aún se complica más, con el abandono de los 5 diputados de Podemos del Grupo Parlamentario de Sumar y se incorporan al Grupo Mixto. Los números van a ser muy importantes esta legislatura y si 7 diputados independentistas han marcado el inicio de legislatura y han conseguido una ley de amnistía contraria a la propia Carta Magna, cinco diputados de Podemos pueden ser decisivos para la aprobación de cualquier ley.

Se rompe la izquierda del PSOE

 

La idea que vendió Yolanda Díaz de unir la izquierda del PSOE se ha demostrado una entelequia, y hoy sabemos que esa unión bajo el proyecto personal de Yolanda Díaz era un espejismo, donde Yolanda Díaz siguiendo los pasos de Pedro Sánchez no ha dudado pisar cabezas de supuestos compañeros para asegurar su propio reinado en la izquierda del PSOE.

Una historia de traiciones, desvergüenzas, juegos de tronos, que ha acabado con un espejismo creado por la propia Yolanda Díaz para sus propios intereses.

Esto complica y mucho la legislatura al tándem de ególatras Sánchez-Díaz, que no dudan en traicionar todo por sus propios intereses. Ahora sólo cabe esperar a ver qué otras formaciones abandonan esa sopa de siglas que es Sumar.

En clave valenciana

 

Sumar ha fagocitado a Podemos en la Comunitat Valenciana y ha hecho pactos contra natura como con Compromís, consiguiendo que el partido nacionalista se haya convertido en conformista y estatal, aceptando traicionar lo que ellos mismos reivindicaban, si no a los hechos nos hemos de remitir, Compromís aceptó apoyar el pacto de legislatura a pesar de que en el acuerdo Sumar-PSOE el Ministro Bolaños había sacado la recuperación del Derecho Civil Foral Valenciano o descafeinar las pretensiones en cuanto a la infrafinanciación autonómica valenciana.

Compromís no tiene razón de ser como un perrito fiel subyugado a los designios de Yolanda Díaz. Yolanda Díaz le ha dado a Compromís y a su secretaria general Águeda Micó migajas para comprar voluntades y acallar las críticas, un puesto por traicionar a sus votantes y sus propias reivindicaciones. Habrá que preguntar a los afiliados de Compromís qué piensan de ser vasallos de las voluntades de Yolanda Díaz.

“El eslogan de campaña ese de no tenemos jefes en Madrid y Barcelona se ha demostrado una mentira para Compromís y sus votantes”.

¿Ahora qué?

 

Pues Compromís deberá decidir por sí mismo si sigue el camino trazado por Podemos o prefieren sus líderes traicionar todo lo que reivindicaban a cambio de sus puestos, una compra de voluntades de la cúpula que divorcia aún más a la cúpula de la coalición catalanista con sus afiliados y con sus votantes. Ahora Compromís diluído en Sumar vive sus horas más bajas y su nacionalismo se ha acabado.

Cabrá preguntarse el sector más conservador de Compromís ( recordemos que el Bloc era un partido de derechas nacionalista) qué piensa de todo lo que están aceptando con Sumar. pero este pacto antinatura tiene a su vez las horas contadas…sólo le une el pegamento del poder y ahora en la oposición en la Comunitat Valenciana puede acabar de dinamitar Compromís.

Podemos en la Comunitat Valenciana a su vez deberá de reinventarse por ser necesaria, pero deberá encontrar su propio camino lejos de Sumar y de Compromís, porque sus votantes son distintos y sus intereses también. Tienen unos meses para reestructurarse y poder ofrecer una marca atractiva para los votantes o certificarán su muerte oficialmente.

Scroll al inicio