Los apartamentos turísticos desbordan muchos barrios de Valencia y expulsan a sus vecinos

Los apartamentos turísticos desbordan muchos barrios de Valencia y expulsan a sus vecinos

Cada vez vemos cómo en grandes ciudades como valencia es imposible encontrar una vivienda a un precio razonable, lo que está expulsando a miles de vecinos al área metropolitana y a buscar vivienda hasta a 40 kms alrededor de la gran ciudad. pero una de las causas es la política de vivienda que vamos a analizar y algunos de los factores que ayudan a esa expulsión de vecinos.

La escasa oferta de vivienda nueva y los precios desorbitados en arreglo a los salarios medios de valencia no ayudan lo más mínimo, y Valencia sólo gana vecinos gracias a esas obras nuevas, que por otro lado no cubren la demanda de necesidad de vivienda.

Exceso de apartamentos turísticos en Valencia

Uno de los factores que ayuda a esa descompensación son el exceso de apartamento turístico en la Ciudad. Se calcula que en Valencia hay más de 9.000 apartamentos turísticos, de ellos sólo poco más de un millar son legales, el resto son ilegales.

La legislación hace algunos años cambió y ya no se permite la existencia de este tipo de negocios en las comunidades de propietarios, a no ser que puedan realizar una salida independiente a la vía pública de la escalera de vecinos. Así vemos en muchas ocasiones como han florecido este tipo de negocios en primeros pisos donde han comprado un pequeño espacio de la planta baja para efectuar una entrada y una escalera interior independiente, pero ya salvan la normativa.

El Pleno de esta semana anunció a bombo y platillo las multas a 150 apartamentos turísticos ilegales, la mayoría lo son porque ni están registrados como tales, y no lo pueden estar porque muchos de ellos están en pisos que incumplen la regla de entrada independiente, algo es, pero sólo es la punta del iceberg.

La nueva meta de los apartamentos turísticos: las plantas bajas

Pues bien desde hace un par de años, los “empresarios” de estos negocios han fijado su mirada en los bajos de muchos edificios, ocupando muchos de ellos en barrios como Ciutat Vella, Zaidía, o incluso Benimaclet o Algirós. Esto ha hecho que encontrar una planta baja para comenzar un negocio se haya convertido en una tarea casi imposible, con lo que los bajos que utilizaban negocios como abogados, odontólogos, y otras profesiones liberales se han reconvertido en apartamentos turísticos, con lo que estos profesionales han vuelto a fijar su mirada en los pisos de comunidades, encareciendo el precio… Toda una cadena.

Expulsamos a los autónomos de los bajos y éstos tienen que buscarse pisos para seguir ejerciendo, lo que hace que la demanda de pisos sea mayor y encarezca el precio…todo un incentivo a la política de vivienda en Valencia.

La situación extrema en Ciutat Vella

La Associació d’Amics del Carme denuncia la extrema situación que vive este popular barrio de Valencia donde se expulsa a los vecinos y el Ayuntamiento sigue mirando hacia otro lado…

Hace falta una limitación estricta y efectiva a los apartamentos turísticos

Desde la Associació d’Amics del Carme aseguran que “pasan los meses y el ayuntamiento de Valencia sigue impassible ante su obligación de gestionar ciertas actividades económicas extractivas que necesitan vigilancia y limitación. Ya hace un año que María José Català prometió solucionar el problema de los abusos y la ilegalidad en la industria turística en cuanto a los apartamentos turísticos, y todavía estamos esperando esa solución.”

“El anunciado “plan de choque” de la alcadesa no ha tenido un efecto positivo sensible. Es más, parece que a pesar del aumento de denuncias por parte de la Policía Local a apartamentos turísticos ilegales, la cantidad de activos en Valencia ha crecido de
forma imparable.”

Mientras en el registro oficial ha subido un 2,4% los inscritos, al portal de Visit Valencia la cifra ha aumentado un 40% desde enero de 2023.

“Se está vulnerando la legislación urbanística vigente, y el ayuntamiento mira hacia otro lado”

“En Ciutat Vella, nuestra asociación en colaboración con otras entidades vecinales y agrupaciones cívicas, ha estado alertando desde hace años sobre el impacto económico, social y urbanístico que la proliferación de hoteles y apartamentos turísticos compuerta
para nuestros barrios.”

Ni el gobierno municipal anterior…ni el actual hacen nada por solucionar este grave problema…todo ha cambiado “políticamente” para que nada cambie, porque nadie escucha a los vecinos ni antes ni ahora

Entre 2018 y 2020, mientras se tramitaba el nuevo plan urbanístico PEP-Ciutat Vella, alertaron desde Amics del Carme de la aparición de un nuevo tipo de alojamiento turístico (el apartamento turístico ocasional) que permitiría que todos los domicilios de la ciudad de Valencia pudieran transformarse en apartamentos turísticos con ciertas condiciones. El gobierno municipal no quiso modificar este texto y todavía colea el asunto: está en los tribunales.

Hoteles, apartamentos y residencias universitarias, ¿alguien da más?…¿Y los vecinos pa’cuándo?

“Amics de Carme se ha opuesto administrativamente a la creación de nuevos hoteles y apartamentos turísticos que contravienen las normas urbanísticas vigentes en el momento de petición de licencia, pero el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia ha tergiversado con triquiñuelas léxicas aquello estipulado en la norma para que finalmente se concediera la licencia. Los tres concejales de urbanismo que ha habido desde 2018 hasta ahora han sido conocedores de esta jugada… y han hecho los sordos.”

Amics de Carme propone que la redacción de la nueva ordenanza de apartamento turísticos anunciada por María José Catalá sea transparente y que el vecindario tenga conocimiento de los términos en que se está redactando. Ésta tiene que ser restrictiva para la creación de nuevos apartamento turísticos y no debe permitir legalizar aquellos que están operando fuera de la normativa urbanística actual. Por eso piden:

  • Declarar la incompatibilidad de uso hotelero de una vivienda en un bloque residencial.
  • Obtención del certificado de compatibilidad urbanística para todos los apartamentos turísticos que quieran operar como tal, como prevé la Ley de Turismo.
  • Multas coercitivas máximas desde la primera inspección.
  • Precintado de aquellos apartamentos turísticos ilegales que continúan en activo a pesar de tener una resolución de cese de actividad.

“Se demuestra así que la inactividad del Ayuntamiento de Valencia está perjudicando seriamente la situación de convivencia en Ciutat Vella, y en toda Valencia. Los vaivenes en las declaraciones a los medios de comunicación de la alcaldesa son opacas y no aportan claridad sobre el tema. De hecho, ni siquiera cumple las ordenanzas vigentes en cuanto a la realización de un censo de apartamentos turísticos en el ámbito de la ZAS del Barrio de Carme a la cual está obligado desde enero de 2019.”

La insistencia del Ayuntamiento de Valencia al convertir Valencia en una ciudad turística tiene ya consecuencias graves que parecen no importarle a la alcaldesa.

Ciutat Vella se está convirtiendo en un parque temático: Ciudad Mítica. Cada vez más las  valencianas y los valencianos vemos que nuestra ciudad está invadida por numerosos grupos de turistas.

Esto comporta que, donde estaba prevista la construcción de viviendas residenciales, ahora haya hoteles y apartamentos turísticos. Se está cambiando el modelo económico de negocio en las calles del centro y proliferan tiendas de alquiler de bicicletas, consignas de maletas, comidas para llevarse, cadenas de restaurantes y mini-supermercados. Desaparecen las tiendas de proximidad y el comercio tradicional.

Scroll al inicio