Los vendedores del principal mercado fresco de Europa piden más mimo municipal que les saque del abandono total

Los vendedores del principal mercado fresco de Europa piden más mimo municipal que les saque del abandono total

El Mercado Central de Valencia tiene unos peligrosos invitados para los vendedores y clientes y son las palomas, que campan a sus anchas por el edificio municipal. No han sido pocas las veces que los visitantes y compradores “han sido bautizados” por estos animales que se cuelan cada día en el Mercado.

Los vendedores del Mercado Central piden al Ayuntamiento y a los funcionarios municipales de la concejalía de comercio avisen al Ajuntament de Valencia para que cada semana hagan una batida y se lleven a estos animales del recinto alimentario.

Mercat Central de Valencia
manta sobre puesto llena de defecaciones de palomas

Decenas de clientes ya han sufrido en su ropa las defecaciones de estos animalitos, y muchas paradas en su parte alta tienen desde plásticos hasta mantas y cartones para evitar cuando se posan sobre sus paradas acaben defecando sobre las paradas y los productos de alimentación allí expuestos.

El mayor mercado de Europa y sus deficiencias

 

Si a la joya de la arquitectura del Mercado central, un ejemplo de modernismo industrial sumamos la cantidad y calidad de sus productos es una clave de su éxito, pero los propios comerciantes se quejan del abandono que han sufrido desde hace tiempo, agravado los últimos años con el ex-concejal Carlos Enrique Galiana ( Compromís (el del mimo ante Europa)).

Las lipotimias se producen casi a diario, ya que cada día llegan a superar los 30ºC dentro del recinto del Mercado, incluso han llegado a marcar los 33ºC en sus pasillos. Una situación límite que los vendedores no entienden y quieren solución. El aparato de aire acondicionado no es suficiente para las instalaciones, ya que en verano hace un calor agobiante y en invierno un frío considerable.

Nuevas lipotimias en el interior del Mercado Central de Valencia mientras en oficinas están fresquitos
Nuevas lipotimias en el interior del Mercado Central de Valencia mientras en oficinas están fresquitos

Especialmente poco llevadero se hace el verano, donde no pocas paradas ponen ventiladores que sólo remueven el aire caliente. Debemos pensar que más de 200 paradas tienen motores en cámaras frigoríficas, que irremediablemente producen calor, unido a una más que deficiente climatización da como consecuencia este calor infernal.

Sin ningún servicio sanitario y un sólo módulo de baños públicos para los clientes

 

El Mercado Central que antaño tuvo una enfermería como edificio municipal y donde trabajan diariamente casi 1.000 personas no dispone de ningún servicio sanitario. Tampoco los más de 5.000 visitantes diarios. Así, la farmacia de la Plaza del Mercado se convierte cada día en un dispensario donde llevan las personas con lipotimias u otras dolencias. Eso sí, tiene  una sala de lactancia que pocos conocen y menos utilizan.

Las colas para ir al único baño abierto en el sótano del Mercado al público suelen ser de más de diez personas, previo paso por caja, o ticket de algún puesto y tras comprobación por el personal oportuno.

El edificio, una joya, el producto excepcional, pero la gestión claramente mejorable, una asignatura pendiente para el nuevo gobierno municipal que no debe abandonar como el anterior esta joya de los valencianos. La gestión está en manos de la asociación de vendedores del Mercado Central de la que no todos los titulares de puestos son socios, y la realidad es que pagan el doble que los otros mercados municipales de gestión directa municipal.

Devolver el esplendor al Mercado Central de Valencia repensando su futuro y atendiendo sus necesidades
Devolver el esplendor al Mercado Central de Valencia repensando su futuro y atendiendo sus necesidades

El edificio hace años necesita una revisión y los cristales una limpieza tras más de 15 años acumulando suciedad y Ayuntamiento (propietario del edificio) y gestores (la asociación de vendedores) nos e ponen de acuerdo ni en quién ha de limpiar esas cristaleras llenas de suciedad acumulada en más de 15 años…

¡Salvemos el Mercado central de Valencia! los comerciantes piden un cambio total de rumbo para esta joya de los valencianos, doblemente joya por su arquitectura y por sus productos, acérquense al mercado y gocen de una visita excepcional y compren sus productos…

Scroll al inicio