Conflicto diplomático entre el Gobierno de España y la Embajada de Israel

Lo de no abrir más conflictos no lo debió de aprender el gobierno de Pedro Sánchez a tenor de los problemas que no hacen más que crear ellos sólos. Ahora nuevo conflicto diplomático con Israel.

Después de las declaraciones de la Ministra de Podemos Ione Belarra acusando a Israel de «utilizar como excusa el terrorismo de Hamás para practicar un genocidio planificado contra Palestina» y las declaraciones de la Vicepresidenta exigiendo a Israel que cumpla con la legalidad internacional y alineándose junto a los «hermanos palestinos». Todo ello sumado a la petición desde Podemos de que el Gobierno de España lleve al Primer Ministro Israelí ante la Corte Penal Internacional por «crímenes de guerra». Todo esto ha provocado la respuesta de la embajada de Israel en España.

Respuesta de la embajada de Israel

 

Acusa a miembros del propio Gobierno de España de estar alineados con las «tesis terroristas tipo ISIS«. Esto es una acusación muy grave, y se realiza después de que destacados miembros del gobierno durante días acusaran en actos públicos a Israel de cometer actos de guerra y de querer practicar un genocidio al pueblo palestino.

Hoy mismo desde SUMAR han exigido a Pedro Sánchez antes de firmar un pacto de gobierno y apoyar su investidura el reconocimiento unilateral del Estado de Palestina por parte del actual Gobierno «en funciones» de España.

La embajada de Israel en España acusa a parte del gobierno en funciones de alinearse con el terrorismo tipo ISIS

Respuesta del Ministerio de asuntos Exteriores: conflicto diplomático a la vista

 

Minutos después de la publicación del comunicado oficial por parte de la Embajada de Israel, el Ministerio de Asuntos Exteriores ( PSOE) ha atacado duramente ese comunicado, a la propia Embajada y creado un nuevo conflicto diplomático en toda regla.

Mediante un comunicado que desmiente el comunicado de la Embajada responde el Gobierno de Pedro Sánchez, acusa a la embajada de Israel de «falsedades vertidas sobre miembros del gobierno y no acepta insinuaciones infundadas sobre ellos».

A continuación reproducimos el contracomunicado del Gobierno a la Embajada de Israel:

Cualquier responsable político puede expresar libremente posiciones como representante de un partido político en una democracia plena como es España.

En todo caso, la posición del Gobierno de España en su conjunto con respecto a los ataques terroristas perpetrados por Hamás es clara: condena tajante, exigencia de liberación inmediata e incondicional de rehenes y reconocimiento del derecho de Israel a defenderse dentro de los límites marcados por el Derecho Internacional y el Derecho Internacional Humanitario.

El Gobierno en su conjunto ha expresado reiteradamente la necesidad de distinguir a la población palestina del grupo terrorista Hamás, de proteger a la población civil de Gaza y la necesidad imperiosa de mantener los suministros básicos indispensables para el bienestar de dicha población.

El Gobierno en su conjunto reitera que la única solución viable para alcanzar una situació​n de paz y estabilidad en la región es la solución de dos Estados que coexistan en paz y seguridad, tal y como ha sido avalado por Naciones Unidas.

Respuesta de Ione Belarra

 

«Su gobierno está llevando a cabo crímenes de guerra en la Franja de Gaza, bombardeos masivos, cortes de agua y luz, no dejan entrar ayuda humanitaria. Denunciar ese genocidio no es “alinearse con Hamás”, es una obligación democrática. El silencio, complicidad con el terror.»

Estas afirmaciones son directamente suicidas. lo que se conoce como «echar más leña al fuego». De hecho en vez de reducir la tensión nos aboca a un conflicto diplomático de consecuencias imprevisibles para España.

Encaje de bolillos que crea un conflicto diplomático con Israel

«Cualquier representante político puede expresar libremente posiciones como representante de un partido político en una democracia plena como es España»

Esta frase esconde una realidad, que si España es una Democracia, el imperio de la ley es clave, y por tanto no cabe una amnistía ya que tenemos democracia plena. Finalmente el gobierno es rehén de sus propias palabras y por desgracia las críticas de la Embajada de Israel están más que justificadas.

Scroll al inicio