Aparecen nuevas goteras en el sótano del Mercado Central, Catalá abandona el principal mercado de la Ciudad

Aparecen nuevas goteras en el sótano del Mercado Central, Catalá abandona el principal mercado de la Ciudad

Los problemas no dejan de aflorar en el Mercado Central de Valencia, un edificio municipal que lleva 9 años de abandono municipal absoluto, y que sigue abandonado a su suerte pese a tener al catalogación de Bien de Interés Cultural.

Más goteras

Desde Noticias Ciudadanas en una información fechada el 2 de septiembre de 2023 ya denunciaba una gotera permanente bajo la zona de pescadería que llevaba meses.

Goteras y filtraciones en el Mercado Central de Valencia

Una filtración al subsuelo que tras meses sin ser reparada acabaría afectando a la estructura y el forjado del propio edificio. Una gotera que 7 meses después sigue existiendo y ahora aparece una nueva.

Una nueva gotera se ha detectado en las últimas semanas, justo en el lado contrario del Mercado. Una palangana y algunos cubos son el único vestigio de reparación de la misma.

 

Los desperfectos se acumulan

El propio concejal Santiago Ballester en una reunión con la asociación privada de algunos vendedores que lleva la gestión privatizada del mercado pactaron que la limpieza de las vidrieras que acumulan más de una década de polvo se aplazaba. Así la excusa esgrimida es las obras de la Iglesia de los Santos Juanes, y se espera que acaben para decidir cuándo se limpiará los cristales que acumulan suciedad de más de una década.

WhatsApp Image 2024 04 18 at 14.22.191
Vidrieras rotas y que acumulan décadas de suciedad

Algunos cristales han perdido su policromía y otros directamente se han roto, como arriba de alguna puerta.

La puerta de cristal que se rompió hace ahora tres semanas seguía esta semana con una de las lamas rotas y sin poner,e ejemplo del total abandono que sufre este edificio municipal, el único que no ha recibido inversiones directas municipales. Por cierto, el único de gestión privatizada y por el que los vendedores pagan más del doble de cuota de servicio mensual que el resto de vendedores de otros mercados municipales. Otros mercados que también disponen ya de servicio a domicilio y de consigna frigorífica puesta por el propio consistorio municipal.

La publicidad ilegal continúa

A pesar de las múltiples llamadas de atención del Síndic d’Agravis, el concejal Santiago Ballester parece ha decidido ignorar también  esta institución autonómica en sus recomendaciones, y si bien tras las múltiples denuncias del Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural pancartas y lonas de publicidad desaparecieron, siguen las pantallas publicitarias y los vinilos de una entidad financiera, que siguen siendo ilegales según la catalogación del edificio.

Un Mercado completamente abandonado en su mantenimiento y conservación con ascensores completamente oxidados o suciedad que se acumula en las columnas. La Asociación limpió los focos que iluminan el techo, pero no las columnas sobre las que se asienten. Nada se sabe de las pletinas soldadas a la estructura central o los agujeros efectuados sobre la cerámica del edificio para colocar pantallas de publicidad.

Los sinsentidos se acumulan y los problemas no paran de aumentar.

Sin climatización

El Mercado Central pasará otro verano de infierno sin climatización, donde el año pasado se produjeron más de un centenar de lipotimias, ya que en días de máximo calor, el interior del edificio, en los pasillos, el termómetro superaba los 30ºC. Unos días donde tras las quejas de los vendedores desde la gerencia se aseguraba que dos de los tres aparatos se habían roto y no funcionaban.

El Concejal y su asesor han tenido una nueva ocurrencia y es convocar un concurso de ideas para ver qué se hace con la climatización, mientras tanto no hay plan B y este verano el Mercado volverá a ser un horno.

Marginación a algunos vendedores

Desde hace meses opera en el Mercado una nueva asociación, registrada incluso a nivel municipal, la Asociación de vendedores y trabajadores “La Cotorra”, en el Ayuntamiento siguen sin contestar a la petición de reunión y marginándoles sin dejar asistir ni contar con ellos para tomar decisiones que les afectan. El concejal santiago Ballester parece que únicamente se reúne con al gerencia privatizada, quizá porque les una unos lazos de amistad, pero margina al resto de colectivos del Mercado Central.

Catalá deberá tomar cartas en un asunto con el principal mercado de Valencia, el más abandonado y olvidado y el que acumula más problemas, ante la total indiferencia de su concejal de Fallas, Presidente de Junta Central Fallera, concejal de Mercados y delegado de Mercavalencia, quizá las fallas y JCF le ocupen mucha parte de su tiempo, y no tenga tiempo para dedicar a esta joya municipal que está abandonada y marginada como es el Mercado Central.

Scroll al inicio