Rita Maestre ( Más Madrid) llama "montaña de petardos" a la mascletà valenciana

Rita Maestre ( Más Madrid) llama “montaña de petardos” a la mascletà valenciana

Nueva polémica con la mascletà de Madrid

La portavoz de Más Madrid ha llamado hoy “montaña de petardos” a la mascletà valenciana prevista para el próximo 18 de febrero en Madrid. Un tema que ha suscitado una gran polémica a nivel municipal tras la ubicación final escogida por el consistorio de Martínez-Almeida.

“Un evento innecesario” asegura Rita Maestre

Los aliados de Compromís en Madrid y compañeros de Sumar de la coalición Compromís aseguran que “es un evento que nadie ha pedido y totalmente innecesario” en clara alusión a su indiferencia por la mascletà valenciana.

Una ubicación en Madrid Rio, junto a la Casa de Campo de Madrid que ha sorprendido, ya que a los medios valencianos se nos aseguraba se realizaría en las calles del centro de Madrid y se hablaba de Cibeles o la Plaza de Colón. Finalmente se ha escogido un entono a  2,5 kilómetros de Cibeles, sacando el evento del centro de Madrid.

Esta nueva ubicación ha provocado las críticas de ecologistas y animalistas que creen afectará a la fauna de la Casa de Campo y h aprovocado la reacción de Rita Maestre llamando “montaña de petardos” a la mascletà valenciana.

Rita Maestra con estas declaraciones muestra su total ignorancia de la Cultura Valenciana y es tremendamente irrespetuosa hacia la profesión de pirotécnico en la Comunitat Valenciana, un trabajo elevado a arte. Así, mientras en la Comunitat valenciana se les respeta y se compara una mascletà con una sinfonía, Más Madrid lo califica como “montaña de petardos”.

Más de uno en redes ha hecho la comparación fácil entre petardos y petardas, igual de irrespetuosa que la comparación de Rita Maestre de una mascletà con una montaña de petardos.

Esto hace más necesario que nunca la realización de estos eventos para explicar el trabajo que hay tras de sí, pero arrinconar esta mascletà a un lugar tan apartado, por mucho que se quiera poner florituras es un oportunidad perdida para la Cultura Valenciana y una falta igual de respeto a los valencianos.

Las polémicas por una y otra parte están servidas, por la ubicación escogida, muy alejada de lo que se pretendía, y menos de lo que se había trasladado a los medios, casi ocultando este evento, y por otra parte, las palabras de total ignorancia de Rita Maestre hacia los falleros y valencianos. Un colectivo el fallero que sólo en la Ciudad de Valencia eleva su censo hasta los 110.000 personas, un 14% de la población, pero que en zonas como Cullera se eleva exponencialmente, con menos de 26.000 habitantes y 16 comisiones falleras, que representan al 25% de la población.

Madrid saca del centro la Mascletà Valenciana y la lleva junto a una de las entradas de la Casa de Campo

Scroll al inicio