4 concejales de Compromís tras la pancarta con cuatribarrada incluída, de ACPV en el jucio por el 9 d'Octubre de 2017

4 concejales de Compromís tras la pancarta con cuatribarrada incluída, de ACPV en el juicio por el 9 d’Octubre de 2017

De cerca de 30 personas concentradas en nombre de ACPV, 5 de Compromís

 

30 personas han celebrado una pitada y una concentración en la puerta principal de la Ciudad de la Justicia de Valencia en el día que comienza el juicio oral de los hechos acaecidos el 9 de Octubre de 2017 y donde hubieron incidentes de violencia.

Lo llamativo eran las 30 personas concentradas en la puerta, bajo una cuatribarrada y una pancarta «antifascista» de la catalanista asociación hipersubvencionada por Compromís y el PSPV de ACPV. Casualidades o no hasta cinco cargos de Compromís tras ella. Un dirigente de juventudes y hasta cuatro concejales del Ajuntament de Valencia:

  • Papi Robles.
  • Giuseppe Grezzi.
  • Lucía Beamud.
  • Ferran Puchades.

Los 4 concejales situados tras la pancarta con una cuatribarrada han gritado junto a las otras 25 persoans congregadas esa proclama de «El país valencià serà la tombra del fascisme» (se autodeterminan antifascistas los que promueven una lucha callejera incendiando las calles, el fascimo de extrema izquierda).

Así ha comenzado un juicio tras una larguísima instrucción judicial que ha durado casi 6 años, y donde hoy comienza un juicio oral con 28 acusados de diversa consideración.

La Fiscalía apunta a grupos ultra como los causantes de los disturbios y señala como instigador a Pepe Herrero que grababa lo sucedido en directo desde su teléfono móvil.

Compromís y ACPV

 

Una vez más se establece la conexión directa entre Compromís y su satélite ACPV, al que han hipersubvencionado con dinero público, no gastado en servicios sociales, ni en educación ni en sanidad. Una vez más, el dinero de los valencianos ha ido para llenar loa bolsillos de amiguetes y crear un ejército de estómagos agradecidos que ahora desde la oposición buscar de nuevo encender la calle.

Una asociación catalanista cuya sede en el centro del Cap i Casal paga su hipoteca directamente la Generalitat de Cataluña con suculentas subvenciones nominales y que ha sido la organizadora de las Firas del Llibre en català o de actos a favor de independentismo.

Scroll al inicio