Alicante cerró sus hogueras más multitudinarias y polémicas en cuanto a los premios que se recuerdan

Alicante cerró sus hogueras más multitudinarias y polémicas en cuanto a los premios que se recuerdan

Alicante cerró anoche las Hogueras del 2023, las más polémicas que se recuerdan respecto a los proemios de la sección especial adulta. La palmera gigante de color blanco se disparó desde el Castillo de Santa Bárbara a las 12 en punto de la noche y esa fue la señal para empezar la cremà.

Primero ardieron las hogueras Municipales y después la del primer premio de Especial adulta. Aunque en Alicante no hay separación entre la cremà de la infantil y la de la adulta. Se queman a la vez o con unos pocos minutos de diferencia. Bajo un calor intenso la llama del fuego abrasa a los espectadores que ligeros de ropa piden la “banyà” a los bomberos, y es que una vez controlado el fuego y ya sin peligro, piden  a los bomberos enfoquen sus mangueras hacia el público que es “bañado” y refrescado ante el intenso calor de la cremà.

Las polémicas no han cesado en unas fiestas multitudinarias, que han recuperado incluso superado el esplendor de antes de la pandemia.

La polémica de los premios en especial

 

Este año la gran polémica de las Hogueras ha sido sus premios, e concreto el primer premio de categoría especial en adultos. El jurado emitió un fallo por el cual había dos hogueras empatadas a 88 puntos, la de Renfe-Diputacio, obra del artista David Sánchez Llongo y la Hoguera de Florida-Portazgo, obra del artista Pere Baenas.

La de Renfe espectacular el cuerpo central pero vacía por los bajos, mientras que la de Pere Baenas para Florida-Portazgo era el remate más espectacular en cuanto a dimensiones y con bajos llenos como acostumbra Pere Baenas. Dos estilos y mismos puntos. El jurado intentó desempatar en varias ocasiones pero no lo consiguió.

 

¿Cómo se desempata?

 

Lo primero que hay que advertir es la composición del jurado, que se realiza cada hoguera de especial mandando a un representante, y el presidente del jurado es el de mayor edad. Algo muy peligroso porque el representante de cada comisión puede votarse a sí mismo y habría un empate total, pero el problema vino cuando empataron a 88 puntos Florida-portazgo y Renfe-Diputacio. Tocaba desempatar y el presidente aplicar el voto de calidad, pero resulta que el presidente era el representante de una de esas hogueras, por lo que su voto el resto consideraron podía ser parcial, y eligieron otro nuevo representante como presidente. Algo a lo que el representante de mayor edad calificó como de “golpe de estado”.

Una situación incómoda que se vivió en la comunicación oficial del premio, ya que el alcalde lo comunicó a la hoguera que había desempatado, a Renfe, y en su alocución al propio presidente depuesto quiso hablar a lo que el propio alcalde se dijo “El alcalde es el último en hablar”. Así, el representante dijo que había un “golpe de estado”. Algo que desautorizó al propio Barcala ya demás añadió más leña al fuego y aumentó al polémica.

Una polémica que llegó a la hora de recoger los premios. El banderín de segundo premio se quedó en el palco de autoridades esperando ser recogido por Florida Portazgo, que no lo hizo. Las hogueras no permiten un primer premio “ex aequo“.

¿Cómo se arreglará?

 

Pues con la Cremà la polémica no ha desaparecido, ya que el jurado se volverá a reunir para decidir sobre als alegaciones de las dos hogueras en conflicto, Renfe-Diputacio y Florida-Portazgo. Así, que tenemos polémica asegurada hasta las Hogueras 2024. lo que sí ha de hacerse este año es repensar la elección del jurado y su funcionamiento.

Scroll al inicio