Animalistas protestarán frente al Oceanogràfic para pedir que no se utilice a los delfines como espectáculo

Animalistas protestarán frente al Oceanogràfic para pedir que no se utilice a los delfines como espectáculo

El 29 de julio de 11 a 13 horas un grupo de activistas animalistas de Valéncia Animal Save en colaboración con World Animal Protection España y Océanos de Vida Libre realizará una protesta silenciosa frente al Oceanogràfic para informar sobre el sufrimiento que padecen los animales en cautiverio que viven allí encerrados. Especialmente el objetivo es denunciar el maltrato que sufren los delfines aislados en tanques asépticos y explotados en espectáculos para hacer negocio. Desde el comienzo de la temporada alta los delfines han pasado de ser explotados dos veces al día a ser utilizados para hacer piruetas ¡4 veces al día!

“Los delfines en cautividad no son “embajadores” de su especie en libertad, tal como sostiene el Oceanogràfic, ¡son esclavos!”.

Denuncian las organizaciones animalistas que convocan a la protesta. Desde el mes de junio, debido al aumento de las visitas, los 18 delfines en cautiverio del Oceanogràfic “son obligados a actuar a cambio de comida en jornadas maratonianas. A las 11.45, a las 14, a las 16.30 y a las 18.30 horas, los delfines son obligados a participar en un espectáculo de circo, donde la música a todo volumen se mezcla con el jaleo de una grada hasta la bandera.

“Una vez más estaremos dando visibilidad a esos animales cuyas vidas transcurren tras los muros de pequeñas peceras donde no tienen oportunidad de realizar los hábitos naturales específicos de su especie“, explica Guillermo Martínez, coordinador de Valéncia Animal Save.

“España lidera la lista de países en Europa con más delfines en cautividad con 93 individuos y el Oceanogràfic es el número uno en cautividad con 18 delfines encarcelados tras sus muros, según un ranking actualizado que World Animal Protection publicó el pasado mes de junio”, explica Oreto Briz, responsable de comunicación de World Animal Protection España. “Estos animales sociables e inteligentes languidecen dando vueltas en pequeñas piscinas de cemento con el solo fin de entretener a turistas y generar ingresos millonarios a las empresas que los explotan”, añade.

Durante la protesta los animalistas  pedirán al Oceanogràfic que detenga la cría de delfines en cautiverio y se plantee un cierre progresivo de los espectáculos para que esta sea la última generación de delfines que viven cautivos en nuestro país. Con esta acción se pretende además concienciar a los turistas para que no contribuyan con su entrada a perpetuar el sufrimiento de los animales salvajes que viven en cautividad.

Las personas que quieran sumar su voz a la protesta, pueden hacerlo añadiendo su firma a la petición aquí. La petición cuenta ya con más de 44.400 firmas de respaldo.

Scroll al inicio