Portada autismo y videojuegos

Jugar a videojuegos tiene muchos beneficios para las personas con autismo

Jugar a videojuegos tiene muchos beneficios para las personas con autismo, pero resulta fundamental educar y acompañar.

Los beneficios más destacados son, la promoción de la interacción social y la mejora de la capacidad de resolución de problemas, por no hablar de la diversión.

Así lo asegura Álex Escolá, psicólogo especializado en autismo y docente del curso “Uso seguro y responsable de videojuegos”, que Autismo España ha impartido en Campus Autismo. 

Se trata de una formación muy importante ya que, como apunta Escolá:

“las personas autistas tienen mayor riesgo de desarrollar una adicción a los videojuegos y son más vulnerables ante los peligros de internet, por lo que resulta fundamental educar, acompañar y supervisar el juego (contenido, amistades en línea, tiempo dedicado, impacto emocional…), así como promover espacios alternativos, con los apoyos que sean necesarios, para que puedan sentirse realizados y establecer conexiones sociales en el mundo real”

Estos han sido los objetivos principales de este curso, en el que han participado más de 40 menores con autismo.

Javier M. C., de 13 años y usuario de la Asociación TEA-mo, ha sido uno de ellos.

“He aprendido el buen uso de Internet y cómo prevenir el ciberbullying; si se da el caso, es muy importante pedir ayuda y denunciarlo”

Además, el curso le ha permitido hacer “nuevos amigos y crear un grupo de WhatsApp donde hacemos quedadas para jugar online”

Programación de videojuegos  

 

La formación sobre “Uso seguro y responsable de videojuegos” se ha complementado con otra sobre programación de videojuegos, en la que todas las personas participantes han demostrado muchas ganas e interés por aprender, como señalan los formadores, Gerard Álvarez y Joaquín Macías, profesionales de EVAD Formación.  

Joaquín Macías:

“Este curso me ha sorprendido por las ganas de crear sus primeros proyectos y seguir profundizando en la programación”

Por lo que respecta a las adaptaciones necesarias, Gerard Álvarez afirma:

“No hemos tenido que realizar grandes adaptaciones para realizar la formación. El reto fundamental de este curso era realizarlo de forma online, ya que el trato más “impersonal”

a través de la pantalla podría dificultar el trabajo con cada estudiante. […] pero “la adaptación fue muy rápida, gracias al gran apoyo de Autismo España y el entendimiento con los familiares de los alumnos”, asegura Gerard Álvarez. 

Las formaciones sobre programación y uso seguro de los videojuegos se enmarcan en la Fase III del Programa para el fortalecimiento de capacidades en el uso responsable de TIC de Autismo España, financiado por el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes. 

Para más información: https://autismo.org.es/

 

 

Scroll al inicio