Ante las cargas policiales, los agricultores se radicalizan y los políticos valencianos se retratan en Corts Valencianes

La tercera jornada de protestas de los agricultores se han centrado en los polígonos industriales, donde han bloqueado de manera intermitente la entrada y salida de camiones, especialmente en aquellos que hay plataformas logísticas de alimentación. También se han acercado a la capital, a Valencia, donde la ronda norte ha vuelto a ver columnas de tractores que han dificultado la circulación, especialmente a primera hora de la mañana.

Lo visto ayer en el port de Castelló ha retratado a los políticos valencianos

La protesta de ayer en el Puerto de Castello es la antesala de nlo que nos viene, la única concentración comunicada a Delegación del Gobierno y organizada por La Unió Llauradora acabó con el desalojo de la policía nacional de los manifestantes porque no querían abandonar la calzada. Esto ha provocado la indignación de muchos grupos políticos en Corts Valencianes que se ha retratado dónde está cada uno.

  • El PPCV pide abiertamente la dimisión de la subdelegada del Gobierno en Castello.
  • Compromís pide también la dimisión de la subdelegada.
  • El PSPV justifica la acción policial y dice que en caso de que hubiera desproporción en la actuación policial no feu culpa de la subdelegada del gobierno.
  • Vox no ha querido pronunciarse y su portavoz José María Llanos asegura que “estamos estudiando lo que pasó”.

Llama la atención que Vox mientras defiende a ultranza a los agricultores en redes sociales sea tan tibio en la sede de la soberanía popular en la Comunitat Valenciana, en el parlamento valenciano. Mientras que la ex-portavoz Ana vega llevaba una camiseta donde estaba tachado el logotipo de la Agenda 2030, el actual portavoz y síndic aseguraba que la versión oficial es la de “estamos estudiando los hechos”.

Las cargas policiales han comenzado

Las cargas policiales contra los agricultores ya han comenzado en otros puntos de España y desde la Delegación del Gobierno en la Comunitat valenciana aseguran que ya tramitan multas a los agricultores que han “asaltado calles y carreteras” y que las identificaciones tendrán consecuencias a modo de fuertes multas económicas.

Todo esto está incendiando las redes sociales a la par que indigna más si cabe a los agricultores. A los que se va a unir una plataforma de transportistas autónomos a partir del sábado.

Carrefour y Alcampo objetivos de los agricultores

Mientras llega el domingo, los agricultores fijan su objetivo en las marcas francesas de Carrefour y Alcampo, tras las declaraciones de la política francesa socialista Segonele Royal de que “los tomates españoles y los productos eco españoles son una mierda” dejando entrevér que utilizaban pesticidas prohibidos” y lo sucedido la semana pasada con ataques a los transportistas españoles en Francia con total impunidad, ahora parece que toca la vuelta de esas acciones.

Los agricultores fijan su mirada en Carrefour y Alcampo, donde animan a los consumidores a hacer boicot a estas marcas y tirar al suelo los productos franceses. Les hacen responsables de introducir muchos productos de países terceros de fuera de la UE para bajar el precio de los productos y así presionar al sector primario a bajar precios en origen.

Las plataformas de alimentación son otro de los objetivos de los agricultores, a los que hacen responsables de la escalada de precios mientras compran a pérdidas a los agricultores.

¿Qué pasará ahora?

Criminalizar a los agricultores sólo va a conseguir se radicalicen, porque no tienen nada que perder. durante años las autoridades les han abandonado a su suerte y ahora las promesas les suenan a chino directamente. Así, ahora los agricultores tratan de mantener unos días las protestas haciendo cortes intermitentes de carreteras, acudiendo a polígonos industriales, incluso colapsando las entradas a las grandes ciudades, esperando que a partir del sábado se unan transportistas a la huelga y poder paralizar el país a la espera de que las autoridades españolas cedan y obliguen a Europa a negociar con ellos.

La solución no será fácil, pero las cargas policiales no sólo no ayudan si no que complican las cosas, mientras el presidente Pedro Sánchez se encuentra de gira en Mauritania con la Comisión Europea, lo mejor, un viaje para apartarse de los problemas y no dar la cara.

Scroll al inicio