Los vecinos de Honduras y Ciutat Jardi (Cedro) convocan una Concentración para el jueves para pedir a Catalá cumpla sus promesas

Ciutat Jardí pide a Catalá que no les abandone como hicieron Ribó y Sandra Gómez

La Asociación de Vecinos de Ciutat Jardí sigue denunciando que no pueden dormir cada fin de semana por botellones y excesivos locales y terrazas algunos de los cuales no cumplen con los horarios establecidos. Los vecinos se quejan que esta zona de la Plaza del Cedro y alrededores se han convertido en una zona de fiesta permanente de jueves a domingo y cada fin de semana se convierte en un infierno para los vecinos.

Hace años se valló la parte central del jardín de la Plaza del cedro pero al configuración de calles y plazas con grandes espacios peatonales verdes han dado lugar a la extensión del problema a todas las calles cercanas, incluso a la Avenida de Blasco Ibáñez, donde los clientes de una discoteca agrava el problema cada fin de semana.

Los vecinos se han unido en sus reivindicaciones a la Asociación vecinal de Plaza de Honduras barrio justo al otro lado de la Avenida de Blasco Ibáñez que sufre estos problemas igualmente. Allí, la policía sí ha vallado cada fin de semana los distintos parques para que no sean utilizados para el botellón.

Ambos barrios se han unido para manifestarse y concentrarse y si bien el gobierno municipal anterior les dió la espalda, el nuevo gobierno les prometió actuaciones para dar solución a estos problemas. El ex-vice-alcalde Campillo llegó a llamar exagerados a los vecinos de ambos barrios cuando presentaron las mediciones de los sonómetros y cómo superaban los parámetros permitidos en múltiples ocasiones. lo llamó “hechos anecdóticos y puntuales”, pero los vecinos dadas las mediciones pidieron la declaración de zona ZAS (Zona Acústicamente Saturada) para ambos barrios, cosa que el Ayuntamiento de Ribó y Sandra Gómez les negaron. Acudieron a la vía judicial y la justicia en ambos casos les dio la razón. Pero primero Ribó y ahora María José Catalá han recurrido ambas sentencias para desesperación vecinal.

Esta mañana quema de contenedores en Ciutat Jardí

 

Hoy mismo los vecinos de Ciutat Jardí han denunciado en sus redes sociales que tras otra larga noche de ruídos y fiestas que les ha impedido dormir se han despertado con unos contenedores ardiendo en su zona, junto a la Plaza del Cedro.

https://x.com/avciutatjardi/status/1715620210764354029?s=20

Piden actuaciones urgentes de la policía local. La Policía anunció esta misma semana una nueva dotación policial con 120 agentes para luchar contra el botellón, pero aún nos e conoce fecha de que comience a actuar. Los vecinos piden soluciones urgentes y más presencia policial, de una plantilla muy menguada los últimos años y con una elevada tasa de agentes que ya están en segunda actividad después de un gran número de años en las calles. Son agentes que no pisan las calles, y por tanto se restan a los agentes que pueden actuar en los barrios de Valencia. Sus labores son de control de edificios municipales o de labores administrativas.

De nuevo los vecinos soluciones reales y urgentes para poder conciliar el sueño, un derecho al descanso que el anterior consistorio municipal de Compromís y el PSPV les negaba y ahora siguen igual. Piden comprensión y ayuda a la nueva corporación y le exigen que actúen y no les abandonen como hicieron antaño Compromís y el PSPV.

Scroll al inicio