El edificio anexo del Palau de la Música se vuelve a inundar y se acometerán obras de urgencia por valor de 240.000€

El edificio anexo del Palau de la Música se vuelve a inundar y se acometerán obras de urgencia por valor de 240.000€

Las lluvias de esta mañana han vuelto a inundar el vestíbulo del edificio anexo al Palau de la Música, el edificio construido como zona técnica y que ya se habían detectado problemas.

Justo en la inauguración de las obras del edificio principal se destacaron los problemas que acumulaba el nuevo edificio anexo, con múltiples filtraciones tanto en el edificio como en la zona de unión de ambos edificios, el propio Director del Palau Vicent Llimerá aseguró que eran urgentes y necesarias estas obras porque se habían detectado daños importantes producidos por filtraciones y por acumulación de agua en el vestíbulo del edificio anexo.

Hoy ese vestíbulo se ha vuelto a inundar, el archivo y la cafetería también han sufrido estas inundaciones, y por tanto es necesario acometer estas obras. Si bien en las obras del edificio principal se dejaron fuera, el director del Palau había asegurado que en los próximos años se acometerían por fases. Hoy con esta nueva inundación se ha visto la necesidad urgente de las nuevas obras.

Nueva inversión urgente de casi 240.000€ que se ejecutará de urgencia

El Palau de la Música invertirá 239.570,56€ en evitar nuevas inundaciones en el vestíbulo del edificio anexo al principal, que afectan a la zona de paso del personal, así como el acceso a diversos camerinos. Se trata de una actuación en el forjado de esta zona, que se debe extraer y construir uno nuevo 30 centímetros más bajo, lo que permitirá tener un depósito que recoja el agua y no se estanque, y a su vez esté conectado directamente al colector principal.

A esta primera intervención se le sumarán diferentes actuaciones que se desarrollarán desde este mismo ejercicio. Está en estudio la realización de un contrato de gestión anticipada para poder elaborar la redacción y dirección de obra que deberá solucionar todos los problemas detectados a partir de la memoria técnica del edificio; tras las obras desarrolladas en los últimos años, entre ellas, la impermeabilización del jardín sobre la zona administrativa y de ensayos, así como la climatización del hall de Tarongers y del edifico anexo en 2002.

Scroll al inicio