Educación trasladará a la Abogacía el abandono de puestos de trabajo relacionados con el proceso de adjudicación de plazas

Educación trasladará a la Abogacía el abandono de puestos de trabajo relacionados con el proceso de adjudicación de plazas

El conseller de Educación, Universidades y Empleo, José Antonio Rovira, ha anunciado que pondrá en conocimiento de la Abogacía de la Generalitat el abandono de puestos de trabajo relacionados con el proceso de adjudicación de plazas por parte de algunos responsables de la “anterior Conselleria”, por si existiera alguna responsabilidad.

Rovira ha explicado que el pasado 10 de julio -con el Gobierno valenciano en funciones y sin que hubiera nombramiento del nuevo conseller- la anterior consellera, Raquel Tamarit, dejó preparados los ceses de una serie de personas implicadas en el proceso de adjudicación de plazas, ceses que en algunos casos se hicieron efectivos el 21 de julio y otros el día 31. Se trata de los puestos de subdirector general de Provisión de Personal Docente, jefe de Servicio de Gestión y Determinación de Plantillas de Personal Docente, directores territoriales (que en otras ocasiones habían trabajado también en el proceso de adjudicación de plazas) y jefes de servicio.

El conseller ha explicado que el proceso de este año ya se inició con retraso. Así, ha indicado que el 15 de julio la Inspección terminó el proceso de determinación de plantillas, que se volcaron en el sistema el día 19 -mismo día de la toma de posesión del conseller-. Además, las notas de las oposiciones no se conocieron hasta el 31 de julio y fue el 1 de agosto cuando el Ministerio da traslado del plan de estabilización de interinos, que incluía una serie de errores que se corrigieron desde la Conselleria. Por tanto, “era imposible” iniciar el proceso de adjudicación de plazas hasta el 2 de agosto, cuando se contaba con toda la documentación necesaria.

“Hay gente que se va a su casa justo el día que llegan las notas y no es lógico ni adecuado que personas responsables hayan primado sus intereses y hayan dejado un proceso empantanado”, ha manifestado el conseller de Educación.

“En un año normal en el proceso de adjudicación de plazas intervienen el resultado de concurso de traslados, las comisiones de servicio, los docentes que han aprobado la fase de prácticas y los docentes que aprueban la oposición del año en curso”, ha explicado Rovira. “Pero este año, además, se han sumado dos elementos nuevos: por un lado, el plan de estabilización de interinos, y por otro el cambio de cuerpo de los profesores técnicos de FP a Secundaria, una novedad para la que el sistema informático de la Conselleria no estaba adaptado y que es el que ha dado problemas”, ha señalado.

Agradecimiento a personal y sindicatos 

 

Rovira ha agradecido el trabajo del personal de Educación para poder culminar con el proceso de adjudicación de plazas pese a las dificultades de un sistema obsoleto, al tiempo que ha agradecido también la colaboración continua de los sindicatos.

El conseller ha explicado que en 2020 participaron en el proceso 493 funcionarios de carrera y en prácticas; en 2021 fueron 3.414, en 2022 fueron 1.270 y este año 8.845. “El aumento es considerable y todo ello sin haber retocado el sistema informático, pese a los avisos que se habían dado al equipo de la anterior Conselleria de la necesidad de cometer actualizaciones”, ha señalado.

La DGTIC alertó de la obsolescencia del programa 

 

Asimismo, ha explicado que la DGTIC informó en 2020 de la obsolescencia del programa y la anterior Conselleria del Gobierno de Puig no tomó ninguna medida al respecto. En 2023 se propuso una consultoría para analizar el estado del sistema y tampoco se tomó ninguna decisión.  Rovira ha dado cuenta también de un informe del pasado 12 de agosto de 2023 de la DGTIC en el que nuevamente se reflejan las deficiencias del sistema. El conseller ha señalado que la mejora del programa informático “es una de las tareas principales de la Conselleria”.

Por último, el conseller de Educación, Universidades y Empleo ha explicado que en 2022 hubo 281 reclamaciones en el proceso de adjudicación de plazas, siendo un proceso ordinario. “Este año hemos tenido un proceso extraordinario en tanto que había procesos nuevos, como el cambio de cuerpo de PT a PS que no era reconocido por el sistema (que engloba a 1.072 personas) y tenemos contabilizadas 400 en todo el proceso global, por lo que es similar al año pasado”.

Scroll al inicio