El campo agoniza mientras los políticos entran en campaña de espaldas al sector primario

El campo agoniza mientras los políticos entran en campaña de espaldas al sector primario

Decenas de videos de agricultores y ganaderos inundan las redes sociales pidiendo su último S.O.S. Todo mientras el Presidente del Gobierno y sus ministros siguen con sus ocurrencias para la campaña electoral. Pan y circo, pero pronto muchas familias que vivían del campo se quedarán sin pan.

Los problemas de agricultores y ganaderos, los mismos a los que aplaudíamos y que durante la pandemia salieron con sus tractores y sus equipos a rociar calles y caminos se agravan. Todo ante la total ignorancia de la mayoría y la desidia y dejadez de unos políticos que están “a otra cosa”, mientras el campo agoniza.

Hemos visto vídeos de agricultores  donde nadie ha comprado su cosecha de sandias y llamaba a los vecinos para llevárselas. No cosechándolas para no incrementar el coste de producción, ya que este año tendrá pérdidas. Este agricultor de Motril regala 100 toneladas de sandías antes de que se echen a perder. Una situación que esconde un auténtico descalabro financiero para el agricultor y su familia.

No es el único vídeo que puebla las redes sociales. Agricultores que dejan perder sus cosechas ante la imposibilidad de competir con países terceros y sus precios. En Senegal y Marruecos no hay salario mínimo, ni derechos laborales. tampoco controles sanitarios a los productos. Pero son productos baratos que cada día pueblan los lineales de supermercados y grandes superficies y que dejan a los agricultores españoles sus productos sin cosechar en el campo, reventando los precios.

Los agricultores desesperan ante una temporada fatídica, con incremento de costes y pocas ayudas del estado. Ahora el jaque mate es que nadie compra sus productos porque “Los países del tercer mundo los venden más baratos”.

La ley de la cadena alimentaria que no se cumple

Esta ley nos e cumple, y en la misma se prohíbe la venta de productos a pérdidas. Esto convierte a los agricultores españoles en delincuentes, ya que para no perder “hasta los calzoncillos” muchos se ven obligados a vender a pérdidas. Desde el gobierno de Pedro Sánchez  se ha presionado para bajar el precio de la cesta de la compra, para bajar a toda costa el IPC y así presumir de política fiscal ante los ciudadanos y Europa. Pero de nuevo los grandes perjudicados han sido los agricultores.

Nadie en el Estado se ha parado a pensar en el porcentaje de beneficios de la cadena alimentaria, y a toda costa se ha tratado de bajar el precio del producto al consumidor. Esto se ha hecho comprando el producto en origen más barato, y si se ha de traer de Myanmar, Senegal o Perú, da igual.

Cada vez vemos más productos con altos contenidos en materias fitosanitarias prohibidas en la Unión Europea, pero sólo se retiran un porcentaje muy pequeño, el detectado. Así, la salud alimentaria ya está en peligro y no sabemos qué estamos comiendo y lo perjudicial que será para nuestra salud, pero son baratos y baja el IPC.

Hacer una ley para acallar al sector y luego no sólo no hacerla cumplir sino presionar y mirar hacia otro lado para incentivar su incumplimiento y así bajar el IPC. Una estrategia que tiene como perdedores a consumidores, por el perjuicio a su salud y a los agricultores y ganaderos españoles que abandonamos a su suerte y dejamos en la ruina absoluta.

Las ayudas del Gobierno: miseria y sin llegar a la mayoría de productores

El Gobierno publicó un decreto de ayudas urgentes por la sequía y la elevación de precios, pero en en sector del regadío en la Comunitat Valenciana casi el 90% de productores se quedaban fuera de las ayudas. Unas ayudas ínfimas que tratan de poner una tirita en una herida abierta y sangrante y que sólo benefician a unos pocos.

Siguen sin recoger las reivindicaciones de que el IVA de luz y agua sea hiperreducido para el sector agrícola. cada medida inventada por el gobierno como el topaje del precio del gas, era pagada por agricultores. Como las facturas de luz que se han incrementado un 500% gracias a ese topaje. Tampoco cuentan con incentivos fiscales o un plan de choque para recuperar nuestros campos.

El estoque final el cuaderno digital

Este “cuaderno digital” para los agricultores que obliga la Unión Europea será obligatorio en 2035. Pero España es más que nadie y el gobierno español lo quería implantar este mismo mes de julio del 2023 casi doce años antes. El coste electoral fue medido y se retrasó primero a septiembre y ahora a enero de 2024.

Con una población agraria que ronda los 65 años en el caso de la Comunitat Valenciana, fuertemente envejecida, se ve difícil su aplicación, el que cada agricultor lleve una tablet o un pc para allí ingresar desde los riegos, las sulfataciones o los productos que utiliza y en qué porcentaje. Además es obligatoria la figura de un “experto tutor”, o sea un asesor que firme en el cuaderno y nos haga de manera continuada un análisis de la plantación y de sus necesidades y en caso de necesidad de sulfatar nos indique el producto adecuado y el porcentaje del mismo.

Este Cuaderno Digital elevará los costes para la mayoría de agricultores. En el caso de la Comunidad  Valenciana la característica principal es el minifundismo, y con esta ley, se trata igual a una gran corporación que a un pequeño agricultor. Así, los costes de estos “asesores” serán los mismos para una gran terrateniente que para un pequeño agricultor. Un sinsentido más.

Hoy ya el 35% de la superficie cultivable en la Comunitat Valenciana está abandonada, pero las autoridades se preguntan el porqué.

Las llamadas de atención

Agricultores youtubers como el conocido agricultor Juanvi “El Palleter” sigue realizando llamadas de atención y ha creado un canal de Telegram donde reunir y denunciar estos hechos. “Sólo la unión del campo hará la fuerza”. Así Juan Vicente trata de unir al sector primario para exigir a nuestros políticos soluciones inmediatas y tratar de evitar la ruina de miles de familias en España y el abandono de más hectáreas del campo.

También realiza fuertes críticas a los medios de comunicación “apesebrados”, entre los que no nos encontramos, porque olvidan al sector primario y sólo se mueven por el morbo del momento. Una realidad que denuncia en este nuevo canal y donde trata de llegar al mayor número de productores.

Campaña frutas y verduras del Palleter

En este canal de Telegram Juan Vicente ha lanzado una nueva campaña, porque han detectado en las etiquetas de muchos productos que pone un país de origen y en la publicidad o en carteles de lineales otro distinto. Advirtiendo de la posible estafa a los consumidores. Además, llama a consumir productos españoles y a exigirlos en tiendas de alimentación y supermercados para así tratar de salvar el sector primario en España.

Los agricultores tratan de agruparse y reunirse en canales para compartir experiencias y además presionar a los políticos. Lo principal es visibilizar la problemática del sector que algunos niegan y otros lo ven como una realidad muy lejana pero que al final está dejando en la ruina a miles de familias en España y como dice Juanvi…

“Lo que hoy compramos barato a países terceros cuando España deje de producir serán productos gourmet al precio que ellos quieran y sin garantías sanitarias”.

Así está el futuro de la alimentación en España si no le ponemos remedio. Un remedio que está a nuestras manos hoy.

Scroll al inicio