El Palco de Varea: La Muralla de Valencia se pondrá en valor con años de retraso

El Palco de Varea: La Muralla de Valencia se pondrá en valor con años de retraso

Valencia, el Cap i Casal, tiene mucha historia, mucha historia. De inicio Jaume I no la fundó sino fueron unos legionarios romanos de un municipio llamado Pelugia y luego llegaron los musulmanes quienes estuvieron unos siete siglos más o menos. Pues bien, el concejal de Cultura y Patrimonio HISTÓRICO, del Ayuntamiento de Valencia, José Luis Moreno, anunció esta semana lo que se debería haber anunciado por acuerdo de comisión en diciembre de 2021, pero el PSOE y Compromis no lo vieron oportuno, la puesta en marcha de la elaboración de un estudio global y un Plan Director de la muralla musulmana, o recinto andalusí. Bien por el edil Moreno y por su asesor Alberto Armero, quien batalló en la legislatura pasada por este hecho junto con la concejala del PP, Julia Climent.

Poner en valor la historia de la ciudad es una obligación para explicar a todos de donde venimos, a donde llegamos y donde vamos. Ahora señor concejal Moreno no lo deje en palabras, en un comunicado de prensa o una declaración en la radio y a lo más tardar lleve una moción a la próxima Comisión de Cultura, no espere a marzo hágalo en febrero por qué de lo contrario todo quedara en nada, en harina de otro costal.

Ese plan director tiene como objetivo “tener una perspectiva global y establecer criterios comunes de cara a futuras acciones en el resto de tramos de muralla dirigidas a su restauración, conservación, promoción y a la mejora de su entorno urbano inmediato. Además, de actualizar la información y para llevar a cabo un estudio completo de la fortificación en el que se determinen las distintas patologías que presenta actualmente y en el que se recopilen y sinteticen todas las investigaciones realizadas hasta la fecha”. Asi lo ha dicho el concejal. Es un compromiso político que deviene de una petición del PP cuando era oposición.

No sólo debe quedar en un plan director sino en ir más allá. Se ha comprometido el concejal Moreno, y por ende la alcaldesa en señalizar la ruta de la muralla musulmana. Bien falta hace. Se ha anunciado la colocación de señalética en las inmediaciones de las torres y lienzos de muralla que se conservan. Me imagino que se harán en toda la extensión de la misma con información colocando tótems, códigos QR, relieves, cambios de textura y color en el pavimento y/u otros elementos que los identifiquen y pongan en valor.

No estuvo mal el reconocimiento del concejal, que viene del mundo de la Cultura, al trabajo  desarrollado por los técnicos municipales del Servicio de Investigación de Arqueología Municipal (SIAM). No, no me he equivocado era Servicio y debe recuperar ese nomenclátor por derecho porque lo perdió. Y, además, por qué la Generalitat Valenciana reconoce los Servicios de Arqueología no las secciones, señora Tello y acuérdese que usted hace unos años se comprometió a aumentar el personal, con un auxiliar administrativo para agilizar el trabajo. SE SIGUE ESPERANDO. Igual la concejala de Personal de entonces, María Luisa Notario, no sabía o no le llegaba nada. Ahora está la edil Julia Ciment, haga caso y dote de una persona más a un servicio cuyo personal NO HA AUMENTADO EN AÑOS SINO QUE SE AMORTIZA Y CONSTITUYAN BOLSA DE TRABAJO, que más de 4 se jubilan en pocos años. Y estaría bien dotar de nuevo al SIAM de su partida económica perdida hace más de 10 años.

Quiero acabar este palco recordando al constructor, el adjudicatario de las obras de la Muralla cuyo contrato quedó resuelto por el ayuntamiento con el visto bueno del Consell Juridic Consultiu, que en la visita del martes no había obras, con lo cual casco no se debía llevar.

Y al concejal Moreno que aplaudo la iniciativa de la muralla, pero tiene pendiente rotular la de la judería. Que en su día adjudicó contrato y se hizo. Que no duerma el sueño de los justos como desde hace meses y meses lo está.

Me dejo para otro día esa gran apuesta de reordenar las naves de arqueología existentes en el Polígono de Vara de Quart donde hay 30.000 objetos. Ojo ya no caben muchos más.

Paco Varea

Scroll al inicio