Fracaso eliminación pintadas

Fracaso en las políticas para proteger nuestro patrimonio cultural

El próximo sábado se hará efectivo el cambio de gobierno. Atrás quedan ocho años que pueden resumirse en un rotundo y estrepitoso fracaso en las políticas llevadas a cabo para prevenir y proteger el patrimonio cultural de los ataques delictivos que han ido in crescendo desde 2017-2018, hasta llegar a la situación actual.

Una situación agravada desde hace seis años

La presencia de estas pintadas en nuestros monumentos y edificios protegidos no es algo nuevo, pues llevamos años viéndolas. Lo preocupante de este grave problema es que en estos últimos seis años se han disparado de forma alarmante y descontrolada ante la pasividad y la permisividad de las administraciones públicas valencianas.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2018/02/quien-se-esconde-detras-de-los-delitos.html

El no actuar, en tiempo y forma y con contundencia, ha permitido y alimentado el ego de unos delincuentes pintamonas que se han venido arriba y cada día están mostrando más atrevimiento a la hora de llenarlo todo de tags y pintadas. La sensación de impunidad nos ha llevado a una situación insostenible.

“Tenemos que convivir con esto, pero sabemos que estas cosas pasan”

Cabe recordar, además, que el propio alcalde en funciones, Joan Ribó, hizo un flaco favor a la causa realizando unas declaraciones totalmente desafortunadas en prensa en las que afirmaba que “tenemos que convivir con esto, pero sabemos que estas cosas pasan”.

Los delincuentes se burlan de “Respecta Valencia”

El Ayuntamiento de Valencia al completo ha sido incapaz de tomar medidas efectivas y reales para afrontar el problema. En todos estos años sólo ha implementado una estéril campaña que bajo el nombre de “Respecta Valencia”, ha pretendido pararles los pies a los delincuentes pintamonas que siguen campando a sus anchas. Algún cómic, la presencia de MUPIS en las calles, notas de prensa sin pies ni cabeza y la colocación de cámaras de vídeo vigilancia, a regañadientes y tarde y mal.

Los resultados de este contundente fracaso saltan a la vista y las cifras no engañan. Los delitos contra los monumentos y edificios protegidos se han disparado y las sanciones contra aquellos que pintarrajean y dañan nuestro patrimonio cultural han disminuido, llegando incluso a la cifra de cero absoluto en 2022.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2021/04/el-fracaso-estrepitoso-de.html

Lo máximos responsables de estos disparates tienen nombre y apellidos. Por un lado, el regidor en funciones Aarón Cano, encargado de la Policía Local de Valencia; por el otro, la regidora en funciones Glòria Tello, de la que podemos afirmar que ha sido la peor concejal de Patrimonio y Cultura que ha tenido el Ayuntamiento de Valencia desde la fundación de la ciudad, en el año 138 a.C. Su incapacidad e incompetencia han quedado patentes en cada área y servicio que ha estado bajo su responsabilidad. Algunas entidades, como la Banda Municipal de Valencia, respirarán más tranquilas a partir del próximo 17 de junio.

¿Quién revisa las imágenes de las cámaras de vídeo vigilancia?

A tenor de las respuestas por escrito ofrecidas por el consistorio, además de aquellas que han dado a los periodistas que han preguntado por el tema, estamos ante una partida de ping-pong entre el Servicio de Patrimonio Histórico y la Policía Local de Valencia.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2022/05/vandalismo-o-delitos-contra-el.html

Según a quién preguntes, la visualización y la revisión de las imágenes grabadas corresponde al otro servicio. De esta manera, nadie se encarga de avisar a nadie y quien tendría que actuar ante una pintada delictiva o un incumplimiento de las normas no lo hace, porque el otro servicio municipal no le ha comunicado que deba hacerlo. Sólo se actúa cuando un particular o asociación lo comunica o si el hecho es muy grave o flagrante.

¿Dónde está la contrata que se encarga de retirar las pintadas?

Otro de los problemas ha sido el hecho de no retirar las pintadas de manera inmediata y con un equipo profesional.

Todos recordamos a las brigadas de obra (o contratas) que, actuando como lo harían Pepe Gotera y Otilio o Manolo y Benito, se han dedicado a pintar con colores gris obra, rosa estación, etc. directamente encima de elementos patrimoniales protegidos, cubriendo con pintura plástica una torre del siglo XIV, entre otros bienes. Parches y chapuzas que el Ayuntamiento de Valencia consiente, por acción u omisión.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2022/12/las-799-rehabilitaciones-sobre-el.html

Otras pintadas presentes en la ciudad permanecen por tres, seis o nueve meses esperando a ser eliminadas. En otros casos están incluso años. Cuestión que pone de manifiesto algo que sabemos desde hace más de una década. Sigue sin haber inspecciones regulares para comprobar el estado de nuestro patrimonio cultural. En la mayoría de los casos se actúa sólo bajo demanda o en base a denuncias ciudadanas.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2021/03/el-ayuntamiento-de-valencia-sigue-sin.html

Esta tardanza nos lleva a preguntarnos si hay o no realmente una contrata encargada de la limpieza regular de las pintadas delictivas y si la hay por qué no actúa inmediatamente para evitar el efecto llamada.

Un grupo de la Policía Local contra los grafitis

Nuestra asociación ha pedido, por activa y por pasiva, la creación de un grupo o unidad especializada para luchar contra el grafiti, tal y como tienen en ciudades como Valladolid, Málaga, Elche o Alicante, entre otras.

Es fundamental disponer de varios agentes especializados en este tema, para que se encarguen de vigilar y revisar la actividad en RRSS y estudiar y analizar la grafología de estas pintadas para perseguir e identificar a los responsables de estos delitos contra el patrimonio cultural y así llevarlos ante un juez.

El mensaje que se tiene que dar desde el Ayuntamiento de Valencia debe ser alto y claro, y unánime desde todos los grupos políticos: tolerancia cero con los grafitis delictivos y vandálicos.

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural
César Guardeño Gil. Presidente
Scroll al inicio