Francisco Camps reúne a más de 600 amigos y reivindica su papel en la política valenciana

Francisco Camps reúne a más de 600 amigos y reivindica su papel en la política valenciana

Francisco Camps tiene aún mucho que decir en la Política Valenciana, tiene ghanas y fuerza

El ex-presidente de la Generalitat Valenciana y del PPCV, Francisco Camps, ya libre y absuelto de todos los cargos que se le imputaban y de los que él personalmente ha quedado absuelto de todas ellas reunió a más de 500 amigos ayer en el edificio Veles e Vents del Cap i Casal.

Francisco Camps arrasó en su primer discurso después de 13 años, un total de 621 persoans acudieron anoche rompiendo todas las previsiones, y sin colaboración alguna de la actual dirección del PPCV.

La actual dirección del PPCV le dió la espalda

Lo más llamativo fue toda ausencia de altos dirigentes del PPCV, y sobre todo de la que siempre ha sido su casa y lo es, de los Populares de la Ciudad de valencia. Parece que desde la actual dirección se quiso desactivar este evento y ningún alto cargo se acercó a ver a Francisco Camps, como sí hicieron personalidades de la vida cultural y de la sociedad valenciana.

Un Paco Camps pletórico se reivindicó como protagonista de la política valenciana y aseguró que aún le queda mucho por decir y trabajar y añadió que su partido es el Partido Popular, cerrando la posibilidad de otras alternativas que se habían barajado en algún momento.

Camps ayer mismo aseguró que ya había hablado con el presidente actual del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo y que se había puesto ya a su disposición para formar parte activa de la política valenciana.

Francisco Camps es querido y odiado casi a medias por muchos valencianos, pero nadie se quedará sin opinión y nadie podrá decir que a su manera se dejó la piel junto a la desaparecida Rita Barberá por poner Valencia en el mapa y lo consiguieron. Habrá tenido aciertos y desaciertos, pero trabajó como pocos por la proyección de la Comunitat Valenciana en el mundo y hoy se recogen eses frutos, podremos estar o no de acuerdo con su política, pero es innegable que la Comunitat Valenciana y Valencia fueron el foco mundial durante años y por fin se posicionaron en el mapa.

¿Un problema para el PP Valenciano o una oportunidad para el PP de la Ciudad?

Muchos de la actual ejecutiva del PPCV pero sobre todo la actual ejecutiva de Valencia con María José Catalá a la cabeza se ponen de lado ante esta petición de hueco de Paco Camps, rechazan a la persona, a su propio compañero, en una muestra quizá más de debilidad que de liderazgo, porque parece que Catalá empieza a ver a Camps como un posible rival a la candidatura del Cap i casal, y es que a un año de su andadura como alcaldesa, los desaciertos son apabullantes y marcan este año de alcaldía, las polémicas y el ruido han marcado este año que en vez de ser un año de liderazgo ha sido un rosario de luchas y de penurias.

Catalá tiene el don de la oportunidad, lo tuvo para ser alcaldesa de Torrent y lo ha tenido para ser alcaldesa de Valencia, pero recordemos que Camps es muy querido en el PP de Valencia, y salió de las faldas de Rita Barberá, la misma a la que se intenta asemejar María José Catalá, pero que de momento ni ha llegado a asimilarse a la suela de sus zapatos por mucho que lo intente.

Camps conoce perfectamente el Consistorio valenciano en sus años como concejal, y puede ser un duro rival para una Catalá que parece que se ve a sí misma inferior, y es que Paco Camps sigue teniendo mucho poder en las bases del partido que ya no ven como suya a Catalá, y estos hechos pueden forzar una renovación en el PP de la Ciudad de valencia donde el descontento es creciente.

“621 razones me fuerzan a seguir“, pero la realidad es que podrían haber sido muchas más, de no ser por los palos en la rueda de sus propios compañeros, pero así es la política, un juego de tronos, y Camps ha vuelto para quedarse, aviso a navegantes.

Scroll al inicio