Vista del Puente de Astilleros

El Puente de Astilleros debe ser BRL como se pide desde 2015 y aclararse la propiedad

Los vecinos piden proteger el Puente de Astilleros como Bien de Relevancia Local  y Ciudadanos lo promovió en 2020  

 

Ayuntamiento de Valencia y Autoridad Portuaria de Valencia andan a la greña sobre la declaración de Bien de Relevancia Local del Puente de Astilleros, uno de los existentes en el Jardín del Turia abierto al tráfico a principios de la II República, no por ello inicialmente se iba a llamar Puente Príncipe de Asturias, tal como se puede ver en las letras PA en la parte de los vanos. Pues bien, como les explicaba anda el consistorio y los del puerto autónomo a la greña, y ya les dijo que soy partidario de lo municipal y que al planteamiento portuario de que es una zona de bajada para el tráfico para Argelia hay soluciones no me digan que no.

Dicho lo dicho, y espero se resuelvan consensuadamente, hay dos cuestiones que quien escribe quiere dejar claras. Primera reconocer la perseverancia de la Asociación de Vecinos y Vecinas de Nazaret quienes desde hace más de 10 y 15 años piden proteger el tablero y así lo hicieron también ante el Consell Valencia de Cultura y Segunda dar al César lo que es del César. Y digo esto último porque un medio de comunicación valenciano acuña ya en dos ocasiones a la portavoz socialista, Sandra Gómez, y hace un año concejala de Desarrollo Urbano, la autoría para modificar el Catálogo de Bienes Patrimoniales del ayuntamiento para incluirlo como BRL.

 

La hoy portavoz del PSOE Sandra Gómez dijo que el Puente de Astilleros carecía de valor patrimonial para ser BRL

Pues bien, la autoría hasta cierto punto porque como responsable de Urbanismo claro que fue quien en 2023 firmó la documentación para empezar el expediente de protección, pero ella fue también quien, en la Comisión de Desarrollo Urbano, versus Comisión de Urbanismo, de noviembre de 2020 dijo textualmente:

La Sra. Gómez indica que procede que la moción se remita al Servicio de Planeamiento para que por parte del miso se inicie la valoración técnica, si bien la primera impresión es que el Puente de Astilleros no tiene los valores patrimoniales exigibles para merecer el grado de protección propuesto  

No pensó lo mismo el año pasado y firmó la documentación guiada por el imperativo legal del acuerdo de la citada comisión que es de obligada cumplimiento según la Ley de Bases de Régimen Local (LBRL)

Dicho esto, hay que dar al César lo que es del César y nombrar aquí a quien fue concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Narciso Estellés, y quien tuvo como asesor en temas urbanísticos a quien suscribe, a quien fue el promotor de la moción impulsora para proteger el puente con el visto bueno de la citada organización vecinal y quien cuando se aprobó dijeron sus responsables Ojalá vaya a buen termino

Y les voy a transcribir la propuesta tal cual se presentó en noviembre de 2020 a la mentada comisión no sea que después me lo nieguen quienes sean:

El puente de Astilleros, construido entre 1928 y 1931, une desde el 14 de noviembre de 1931, la zona de Cantarranas del barrio de El Grao con Nazaret y Cocoteros. Su nombre original fue el de Príncipe de Asturias, pero al ponerse en servicio se decidió su cambio e inicialmente se pensó hacerlo para acceder al puerto de Valencia.

El nudo de comunicación está formado por barandillas de hierro forjado, con farolas y otros elementos además de los poco vistos de los vanos, reparados en dos momentos por parte del Ayuntamiento de Valencia en época del concejal Enrique Pérez Boada, y de Vicent Sarriá, conforman un nudo de unión entre dos pueblos, el de Vilanova del Grao y el de Nazaret, que sin llegar a ser municipio independiente si formó parte, en sus inicios, del de Russafa. Cabe destacar que la existencia de fangos en el subsuelo obligó a colocar soportes de hormigón que, en algunos puntos, llegan a alcanzar los 12 metros de profundidad.

El puente, con sus casi 90 años, que se cumplirán en 2021, reúne, en nuestra opinión y la de la Asociación de Vecinos y Vecinas de Nazaret, méritos y argumentos patrimoniales suficientes para ser declarado Bien de Relevancia Local sumándose de esa forma a los otros seis del Jardín del Turia, como son el puente de San José, el de la Trinidad, el del Mar, el del Ángel Custodio, el de Serranos y el Puente del Real.

La declaración de BRL no figura en ninguno de los planes de actuación puestos en marcha por este ayuntamiento hasta la fecha y su declaración se ha solicitado en distintas ocasiones a los responsables del consistorio, además de existir un compromiso de palabra de la anterior alcaldesa, Rita Barberá, como indican los dirigentes de la citada organización vecinal.

Por lo expuesto, el concejal que suscribe, presenta las siguientes PROPUESTA DE

ACUERDO:

ÚNICA. Que los técnicos municipales estudien las características del Puente de Astilleros con la finalidad de declararlo Bien de Relevancia Local por sus características constructivas e históricas y pase, de esa forma, a ser el séptimo puente declarado como BRL en el planeamiento y, por consiguiente, se sume a una posterior modificación del PGOU en el Catálogo de Bienes Inmuebles y Muebles.

Dicho esto, quedó aprobado por unanimidad por los concejales allí asistentes del PP, Juan Giner entre ellos; los de Vox, Compromís y PSPV.

Y añadiría más. La construcción del Puente de Astilleros tuvo una incidencia relevante en el desarrollo de la Valencia por eliminar eliminando el tráfico procedente de Torrent, Catarroja, Albal, Alcàsser o Silla que atravesaban la ciudad, según la historiadora Inmaculada Aguilar en su investigación sobre El Puente de Astilleros

Dicho queda y esperemos se resuelva todo en breve con la limpieza de las partes inferiores anunciada por el edil Juan Carlos Caballero, que sólo se ha hecho en dos ocasiones anteriores, la primera y de mayor relevancia en la época de Rita Barberá como alcaldesa y Enrique Pérez Boada como concejal de Obras en la Vía Pública, que es cuando salieron a relucir los vanos semi escondidos.

Y al puerto decirle, presidenta Mar Chao que es bueno proteger lo nuestro y eso de condicionar   las operaciones y nuevas infraestructuras del recinto pues que todo tiene apaño si hay voluntad. No se oponga a una cuestión que demandan vecinos y ayuntamiento. El puerto no puede ser ajeno a la norma de protección del patrimonio histórico, la Ley de Patrimonio Histórico.

Otrora cuestión es aclarar la propiedad porque no me dirán ahora que nadie sabemos de quien es. En el inventario municipal no figura y si es del puerto pues eso que saque los papeles. Al final ya verán como será del Gobierno Central.

Paco Varea
Scroll al inicio