Sanidad atiende durante la Nochevieja un total de 1.022 emergencias extrahospitalarias

Torrevieja y Alcoy inician Julio sin servicio de SAMU

Los recortes del verano de infierno sanitario valenciano han comenzado el primero de julio. Hoy día uno de julio las localidades de Torrevieja y Alcoy no dispondrán de servicios de SAMU a pesar de disponer de bases SAMU.

La respuesta es que faltan enfermero y por tanto la SAMU o el equipo no está operativo. Todo esto es debido a que no se cubren la sguardias de médicos ni de enfermeros. Peros e da el sinsentido absoluto con este caos de Sanitat que ha diseñado la Consellería de Sanitat de la mano de Chimo Puig.

“Una SAMU no tiene médico y envían a un técnico conductor y sale con dos técnicos y un enfermero ( eso sí noe s SAMU). Ya que carece que médico, pero es “reconvertida a SVAE”, a pesar de que la rotulación del vehículo sigue siendo de SAMU, pero si no hay enfermero, la SAMU se queda inoperativa”.

¿Alguien puede entender este absoluto sinsentido?

Pues es lo que ha hecho la Consellería de Sanitat primero de la mano de Ana Barceló y ahora de Miguel Mínguez, ambos bajo las órdenes de Chimo Puig. Han desmantelado la sanidad pública valenciana de tal manera que los sinsentidos y los recortes sanitarios están a la orden del día.

Así, hoy primero de julio asistimos a que en Torrevieja y en Alcoy las bases SAMU no podrán atender llamadas al carecer de enfermero. Dejando de nuevo desprotegida a la población. El tema del SAMU es sangrante, con “supuestas ambulancias SAMU que no lo son al carecer de médico”.

“La población ha de estar atenta, porque circulan ambulancias rotuladas como SAMU pero sin médico facultativo y esto es de juzgado”

El Decreto Sanitario vigente asegura que el equipo SAMU está compuesto de:

  • Técnico sanitario, que realiza las funciones de camillero y conductor del vehículo.
  • Enfermero/enfermera que auxilia al médico y le ayuda.
  • Profesional facultativo (médico).

Con lo que si una ambulancia circula con el rótulo de SAMU y carece de médico no es un SAMU, es otro servicio. ¿Podríamos decir que la Generalitat Valenciana está estafando a los ciudadanos ocultando información y saltándose su propio decreto sanitario?.

¿Importa la vida humana o subvencionar amiguetes?

 

Pues parece que la vida humana no importa a los responsables -en funciones- de la Generalitat Valenciana, prefieren seguir repartiendo millones a sus amigos independentistas y catalanistas o a sus hermanos -como hace Puig-, que dedicar ese dinero a lo importante, a la sanidad pública y a salvar vidas.

Los estómagos agradecidos ya son un ejército que recibe  dinero del erario público, de nuestro impuestos, sobre sectarismo e ideología, y empatía con la ciudadanía, que no goza de atención sanitaria adecuada, pero los amigos del Botanic tienen los bolsillos llenos.

Scroll al inicio