Alquería de Falcó

La alquería de Falcó: 10 años esperando su rehabilitación

La primera vez que pudimos entrar en la alquería de Falcó fue en marzo de 2006 y este BRL ya se encontraba en malas condiciones y con un preocupante estado de deterioro. Todavía no existía nuestra asociación. Sólo el interés por nuestro patrimonio cultural y en aprender cómo se podía proteger y salvaguardar:

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2011/03/sos-alqueria-de-falco.html

Años después, ya en febrero de 2013 y con nuestra asociación con apenas unos meses de vida, denunciamos por primera vez y por RGE el estado en el que se encontraba esta alquería, obteniendo respuesta en fecha 06-07-13 y 22-10-13:

“se tramitaba el correspondiente expediente para la subsanación de deficiencias y/o patologías … procediendo a exigir a la propiedad que cumpla con su deber de mantener, conservar y garantizar la seguridad del edificio … ”,

“ … se procede a imponer las correspondientes multas coercitivas como medio de ejecución forzosa y en el supuesto de que el propietario no las realice voluntariamente serán ejecutadas subsidiariamente por su administración con posterior coste al propietario”.

Alquería de Falcó

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2020/01/expedientes-n-1408325-n1500471-n1601909.html

Más de diez años de espera y de retrasos injustificados

En estos más de diez años, hemos abierto y reabierto en múltiples ocasiones este expediente de queja con el Síndic de Greuges, contando con cuatro recomendaciones, la última en julio de 2019, hace casi cuatro años:

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2019/07/cuartas-recomendaciones-del-sindic-de.html

La primera recomendación, emitida el 16-07-15, ya pedía al Ayuntamiento de Valencia que adoptara todas las medidas que sean necesarias para lograr que la Alquería de Falcó se mantenga en adecuadas condiciones de conservación.

Nuestro consistorio aceptó la recomendación de esa Institución, “en los términos establecidos en la legislación urbanística y demás normas concordantes, por lo que, y en tanto no se levante Acta de Ocupación y se haga efectivo el pago del justiprecio fijado por el Jurado de Expropiaciones el 30 de septiembre de 2014, este Servicio de Disciplina Urbanística en materia de su competencia procede a requerir al propietario del edificio, como parte obligada al cumplimiento del deber de mantenimiento y conservación del mismo, para que adopte las medidas precautorias necesarias que garanticen la seguridad del edificio”.

También en diciembre de 2015 solicitamos la reapertura de la queja ante el Síndic, por el incumplimiento de las recomendaciones, al quedar probado que el Ayuntamiento de Valencia seguía sin haber tomado las medidas necesarias para lograr que la Alquería de Falcó se mantenga en adecuadas condiciones de conservación.

El Síndic RECOMENDÓ al Ayuntamiento de Valencia que, “teniendo en cuenta el incumplimiento de las órdenes de ejecución dictadas, acuerde la imposición de multas coercitivas, sin perjuicio de incoar el correspondiente procedimiento sancionador y, en su caso, disponer la ejecución subsidiaria municipal a costa del obligado”.

Nuestro consistorio contestó que “A tal efecto, una vez acepta la nueva recomendación solicitada por el Sindic de Greuges de la CV, y como trámite previo a dictar Resolución imponiendo la primera multa coercitiva a la propiedad del inmueble por el incumplimiento de la orden de ejecución dictada, se ha procedido a solicitar informe al Servicio de Gestión Urbanística, sobre el procedimiento expropiatorio seguido.

Como consecuencia de ello, el 29 de julio de 2016 se remite informe por la Sección de Expropiaciones adjuntando el Acta de pago y ocupación del inmueble (casa Alquería sita en Cmno. Moneada n” 140), suscrita por el Ayuntamiento de Valencia y la propiedad expropiada en fecha 3 de febrero de 2016.”

En la tercera la tercera recomendación, emitida el 16-04-18, el Síndic “RECOMENDABA al Ayuntamiento de Valencia que, en cumplimiento de sus anteriores Recomendaciones emitidas en los expedientes de queja nº 1408325, 1500471 y 1601909, adoptara con rapidez todas las medidas que sean necesarias para reducir el deterioro de la Alquería de Falcó y mantenerla en un adecuado estado de conservación”.

Desde el Ayuntamiento respondieron que se habían tomado todas las medidas necesarias para proteger el edificio de la “Alquería Falcó”, agradeciéndonos el interés prestado a los bienes municipales. Se aceptó la recomendación y el Ayuntamiento se comprometió las medidas para reducir su deterioro”.

Un expediente con cuatro recomendaciones del Síndic

En la última reapertura del expte. de queja, el 13-01-19, que desembocó en la cuarta recomendación, volvimos a recordar el incumplimiento de las tres anteriores recomendaciones, puesto que casi seis años después todavía no se habían ejecutado y llevado a cabo las obras de intervención, consolidación, ornato público, rehabilitación integral, puesta en valor y en uso, etc. (en arreglo a la legislación patrimonial y urbanística) a pesar del tiempo transcurrido y de que ya se trata de un bien de titularidad municipal.

El Ayuntamiento de Valencia, que ya nos había asegurado en las anteriores quejas que: “… se inicia los trámites para analizar y estudiar previo a una intervención de mantenimiento y reducción del deterioro a lo largo del año 2018”, volvía a repetir ahora lo mismo, pero con más de un año de diferencia:

“existiendo partida presupuestaria tanto para los análisis estructurales previos que complemente la documentación antes citada y permita la intervención de conservación y reducción de deterioro en 2019, así como iniciar la licitación de la redacción del proyecto básico y de ejecución”.

El Síndic RECOMENDÓ en julio de 2019 al Ayuntamiento de Valencia que, “en cumplimiento de nuestras anteriores Recomendaciones emitidas en los expedientes de queja nº 1408325, 1500471, 1601909 y 1702674, se acelere la adopción de todas las medidas necesarias para frenar el deterioro de la Alquería de Falcó y mantenerla en un adecuado estado de conservación”.

Y el consistorio contestó que “Se comunica que actualmente se está realizando la descripción técnica de trabajos de arqueología y una valoración de reducción del deterioro de la Alquería Falcó con el fin de poderse ejecutar antes de que finalice el año 2019 para que en el año 2020 se proceda a la redacción del proyecto”.

La tan prometida intervención, análisis, estudio, etc. que se iba a ejecutar en 2018, no se realizó en ese año, tal y como ya adelantábamos y suponíamos entonces. Tampoco lo fue en 2019, teniendo que esperar a 2020 para poder llevar a las obras básicas de consolidación (pedidas desde el minuto uno) y a junio de 2021 para la intervención arqueológica.

Promesas incumplidas desde hace años

¿Y que ha pasado desde esa fecha? En junio de 2022, hace casi un año, se anunció a bombo y platillo que la Alquería Falcó de sería un centro de día para personas con discapacidad intelectual:

https://www.valencia.es/es/-/centro-de-día-personas-con-discapacidad-intelectual.-alquería-falcó

Si embargo, a fecha de hoy, seguimos sin saber si el proyecto se ha redactado, se ha aprobado y se le ha dotado de los fondos económicos necesarios y precisos para realizar la tan esperada rehabilitación de este BRL.

Actualmente, el exterior de la alquería sigue cubierto de pintadas delictivas que se reproducen continuamente sin que estas sean retiradas inmediatamente y la tan prometida rehabilitación se está retrasando en exceso, como otras tantas que siempre están “a punto” de licitarse, de aprobarse o de adjudicarse.

Se ha tardado más de diez años en llegar a este punto y los pocos avances que se han logrado son claramente insuficientes. No se puede tardar lustros o décadas en recuperar los bienes que integran el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Ayuntamiento de Valencia. Esto es demasiado tiempo y ya hemos visto que durante este largo y tortuoso camino, se han venido abajo, parcial o totalmente, almenos cuatro alquerías y dos barracas, de las que estamos realizando un seguimiento.

Las administraciones públicas no pueden ser tan lentas e ineficaces a la hora de recuperar nuestro valiosísimo patrimonio cultural. Y no nos valen las consabidas excusas que llevamos escuchando, desde el año 2011-2012, en todos y cada uno de los expedientes de queja que presentamos. Ni antes, ni ahora, ni después.

Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural
César Guardeño Gil. Presidente
Scroll al inicio