Este miércoles se representa en la Catedral de Valencia el Cant de la Sibila

Este miércoles se representa en la Catedral de Valencia el Cant de la Sibila

La Vicepresidencia Primera y Conselleria de Cultura y Deporte, a través del Institut Valencià de Cultura (IVC), y el Cabildo de la Catedral Metropolitana de Valencia organizan el miércoles 20 de diciembre, a las 19.30 horas, la representación del drama litúrgico ‘El cant de la Sibila’ en la Catedral de Valencia, con acceso libre hasta completar aforo.

La celebración de este concierto cuenta también con el apoyo del Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo, del Ayuntamiento del Valencia y del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunitat Valenciana (ISEACV).

El concierto escenificado de ‘El cant de la Sibila’ será interpretado por Capella dels Ministrers, bajo la dirección de Carles Magraner y la Coral Catedrlicia, bajo la dirección de Luis Garrido, con las intervenciones del niño solista de la Escolanía de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados Noel López, en el papel de la Sibila, y el tenor Jorge Morata.

Los instrumentos que utilizará Capella dels Ministrers son copias de los de figuran en los Ángeles Músicos de los frescos del Altar Mayor de la Catedral de Valencia.

En el montaje escénico, bajo la dirección de Jaume Martorell, participan alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de València (ESAD) y del Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo para representar la ‘Processó dels Profetes’.

En el montaje escénico también colabora la Asociación de Amigos del Corpus de la Ciudad de Valencia. La adaptación textual del ‘Sermó dels Profetes’ es del profesor universitario Josep Lluis Sirera.

Antes de la representación de ‘El Cant de la Sibila’, a las 19.00 horas, se realizará el ‘Toc a Maitines’ por los Campaners de la Catedral Valencia.

‘El cant de la Sibila’

 

‘El cant de la Sibila’ fue declarado en 2010 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, siendo una de las representaciones más significativas en torno al nacimiento de Cristo que se conocen.

Se trata de un drama paralitúrgico de melodía gregoriana que hasta el siglo XVI se escenificaba la noche de Navidad en distintas catedrales de la península, sobre todo en la Antigua Corona de Aragón. En el caso de Valencia, fue implantada por Jaime I de Aragón tras la conquista, Tras el Concilio de Trento, su interpretación desapareció y hoy sólo se mantiene en Mallorca y l’Alguer, en Cerdeña.

De las muchas versiones que se conservan, en la Catedral de València se representa la versión valenciana, según una consueta anónima de 1527, que está influenciada por la tradición toledana y mallorquina.

Concierto representado

 

La representación se inicia con el ‘Toc a Maitines de Nadal’, extraído de la  consueta del siglo XVI. La primera parte de la representación, ‘Música Angélica’, se encuentra integrada por dos Cantigas de Santa María vinculadas a la València del siglo XIII. Con la segunda parte del concierto se inicia el propio ‘Cant de la Sibila’.

Las sibilas eran mujeres que se creían inspiradas por los dioses, todas vírgenes y profetas. Entre ellas, la Sibila Eritrea era la encargada de anunciar el día del Juicio Final y la llegada de Jesucristo al mundo. Aunque la Sibila es la figura por excelencia del oráculo griego, el cristianismo se apropió de ella para atemorizar a la población con sus presagios sobre el Apocalipsis.

Scroll al inicio