Primeras críticas vecinales a la recién reformada avenida Caminàs dels Homens en Cullera

Primeras críticas vecinales a la recién reformada avenida Caminàs dels Homens en Cullera

Esta reforma fue inaugurada hace tan sólo una semana y ya está recibiendo numerosas críticas, tanto por la dureza de las obras, como por la falta total de sombra, ya que el arbolado plantado es excesivamente pequeño y recién plantado, lo que augura un verano de calor y bochorno.

La mayor crítica se la está llevando por parte de los padres de la pequeña zona de juegos infantiles instalada, pequeña sin duda y los padres están advirtiendo que no se puede utilizar ya que la plancha metálica del tobogán con el sol se calienta y abrasa el culo de los niños y niñas. Las críticas arrecian en redes sociales y exigen un sombraje.

«Que por favor, alguien me diga, quienes fueron los ILUMINADOS que hicieron este proyecto, donde se puede freír un huevo sobre la lata del tobogán. ¿¿¿En qué momento del día podrán disfrutarlo los niños ??? «

capture 20240624 205324 11zon

«Con el dinero de nuestros impuestos deberían haber pensado que sin una sóla sombra en la zona los niños no podrán jugar y encima se abrasan el trasero cuando se calienta el tobogán».

La escultura huertana

La ya conocida como avenida de las duchas por la forma de sus farolas, además tiene exceso de hormigón, y en la zona final junto a la playa se ha instalado una escultura como homenaje a los 50 años de la Junta Local Fallera de Cullera.

falleros cullera 2 11zon

La escultura toda blanca esmaltada y con símbolos falleros de colorines estampados en la falda. Una escultura donde el Ayuntamiento de Cullera ha perdido al oportunidad de hacer referencia a las 16 comisiones de Cullera y pasa desapercibido su simbolismo.

No son pocos lo que no han podido dejar de mirar a la valenciana, sin los tres moños tan característicos de las falleras, les rodetes, y más bien parece un traje de huertana y no el de la indumentaria oficial que lleva tres moños.

Son pequeños detalles, pero importantes para los ciudadanos y su calidad de vida, en una población donde hay mucho césped pero muy poca sombra, donde se despilfarran litros y litros de agua con zonas de césped que se riegan a diario y pocos arbustos o zonas mediterráneas y menos sombras. Otra oportunidad perdida para la sostenibilidad en Cullera, que sigue apostando por lo fácil y sencillo y por el ladrillo y el hormigón, y ahora por el césped artificial también…

Scroll al inicio