El Ayuntamiento actúa sobre un BRL sin pasar por la comisión de patrimonio como establece la ley

El Ayuntamiento actúa sobre un BRL sin pasar por la comisión de patrimonio como establece la ley

El Ajuntament de Valencia de nuevo actúa sobre el patrimonio sin los trámites previos ni recomendaciones de expertos

 

El Ayuntamiento de Valencia esta realizando una serie de obras en el Complejo Deportivo Cultural Pechina, antiguo Matadero Municipal, con una inversión total de 244.499,99 euros para solucionar los importantes problemas de filtraciones de agua que existían en muchos de los edificios y espacios del emblemático complejo. Un Bien de Relevancia Local (BRL) con categoría de Monumento de Interés Local que se encuentra incluido en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de Valencia.

La asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio, por este motivo, se pregunta si existe autorización o no por parte de la Comisión de Patrimonio en unas obras que aparecen señaladas en la propia nota de prensa como de «rehabilitación y reforma».

Recuerdan, además, que no sería ni la primera ni la última ocasión en la que se actúa sobre un BRL sin la autorización pertinente del Servicio de Patrimonio Histórico y/o de la Comisión de Patrimonio, en una clara y manifiesta prueba de descoordinación y falta de comunicación entre las diferentes áreas y servicios municipales.

Antiguo Matadero Municipal

La nota de prensa municipal dice una cosa y el jefe de prensa otra, ¿A quién creer?

 

El jefe de prensa del Ayuntamiento de Valencia, ante la cuestión sobre la autorización de la Comisión de Patrimonio, ha respondido lo siguiente a este medio de comunicación de NoticiasCiudadanas:

«No se ha tenido que solicitar informe de patrimonio ya que se trata de una reparación, no afectan a ningún elemento protegido ni lo modifican».

Sin embargo, en la nota de prensa del propio Ayuntamiento a través de su área de Deportes, señala en su nota de prensa que «continúa con las obras de rehabilitación y reforma del Complejo Deportivo Cultural Pechina con una inversión total de 244.499,99 euros para solucionar los importantes problemas de filtraciones de agua que existían en muchos de los edificios y espacios del emblemático complejo».

Y añaden que «eso ha supuesto levantar los pasillos exteriores del complejo, reparar y sellar, para volver a colocar los adoquines, preservando su aspecto original industrial». Por lo tanto, se reconoce que se ha intervenido sobre elementos patrimoniales que forman parte del BRL, como unos adoquines en los que se ha preservado su aspecto «original» industrial.

«Una vez más, el propio Ayuntamiento de Valencia es el que parece vulnerar sus propias reglas de juego. Todo ha cambiado políticamente, pero las formas siguen las mismas, todo ha cambiado para que nada cambie en el fondo».

Reproducimos la nota de prensa municipal a continuación

Deportes destina 244.500 euros a solucionar importantes filtraciones en el Complejo Deportivo Cultural Petxina

 

Las inundaciones que ha sufrido en los últimos años habían causado, además, múltiples daños en suelos, paredes y otros espacios de los diferentes edificios de la emblemática instalación.

El Ayuntamiento de Valencia, a través de su área de Deportes, continúa con las obras de rehabilitación y reforma del Complejo Deportivo Cultural Petxina con una inversión total de 244.499,99 euros para solucionar los importantes problemas de filtraciones de agua que existían en muchos de los edificios y espacios del emblemático complejo.

En concreto, se están realizando actuaciones en las cubiertas, fachadas, zonas exteriores y en la galería de aseos y de vestuarios.

Al respecto, la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Valencia, Rocío Gil, ha señalado que estos trabajos son de gran importancia ya que “se trata de la casa del deporte valenciano y, como la mayoría de instalaciones deportivas municipales de la ciudad, se encontraba en muy mal estado de conservación. Había filtraciones de agua constantes cuando llovía en vestuarios, salas de actividades, aulas y otros espacios. Se trata de un equipamiento emblemático que, además de dar servicio al barrio en materia deportiva, cultural y de ocio, es sede de multitud de actos y presentaciones del mundo de clubes, federaciones, asociaciones y entidades del mundo del deporte, la cultura y la empresa durante todo el año”.

Los trabajos de mejora comenzaron el pasado mes de octubre con la impermeabilización, por tramos, de la cubierta de los vestuarios que se encuentran en el semisótano, para poder solucionar las filtraciones que se producían desde los accesos adoquinados. Eso ha supuesto levantar los pasillos exteriores del complejo, reparar y sellar, para volver a colocar los adoquines, preservando su aspecto original industrial.

Por otra parte, también se están realizando trabajos en las cubiertas de la zona del vestíbulo del salón de actos para eliminar las filtraciones y sus efectos, así como la reposición de los tramos de canalón y bajantes deteriorados. Además, se está rehabilitando la cubierta del edificio de la ludoteca, que presenta un desplome en varios de los pares de cubierta por la afectación de xilófagos, incluyendo el desmontaje y sustitución de los mismos, y la reposición de tejas de la cubierta, así como pequeños desperfectos. También se va a instalar un grupo de bombeo de aguas pluviales en el acceso al aula del sótano, con su conexión al exterior, para evitar inundaciones en caso de lluvias fuertes.

Por último, se está realizando una reforma en el aula del sótano para subsanar los desperfectos causados por diversas inundaciones sufridas, mediante la sustitución del pavimento de madera dañado y el cerramiento del fondo.

El Complejo Deportivo Cultural Petxina está formado por varios edificios y entre sus instalaciones cuenta con una piscina cubierta, una pista polideportiva cubierta, salas para musculación y actividades, rocódromo, sala de ajedrez, salón de actos, salón de conferencias, sala de prensa, cafetería y aulas de formación. Además, alberga las oficinas de la Fundación Deportiva Municipal y la concejalía de deportes.

Artículo de Vicent M. Bellvís / César Guardeño

Scroll al inicio