Valencia alcanza los 28 bienes en la Lista Roja: la alquería de Beato Gaspar Bono

Valencia alcanza los 28 bienes en la Lista Roja: la alquería de Beato Gaspar Bono

Valencia alcanza los 28 bienes en la Lista Roja: la alquería de Beato Gaspar Bono

 

Martes negro para la ciudad de Valencia y para su ayuntamiento, que alcanza ya los veintiocho bienes en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra.

Si hace unas horas, se notificaba el bien número veintisiete, la alquería Fonda (BRL), hace apenas media hora sumaba otro más, con la inclusión de la alquería del Beato Gaspar Bono (BRL).

https://listaroja.hispanianostra.org/ficha/alqueria-beato-gaspar-bono/

La Alquería de la calle Beato Gaspar Bono del siglo XVIII se encuentra situada entre el Jardín Botánico y el colegio de los Jesuitas. Actualmente, lo que antes era huerta, hoy ha sido ocupado por la ciudad. Al observar en la cartografía histórica el ámbito donde estaba ubicada la alquería, se entiende su ubicación y su relación con el antiguo arrabal de Quart. En los planos de Mancelli (1608), Tosca (1704) y Tosca-Fortea (1738) se pueden observar edificaciones similares junto al camino de Quart y junto a la actual calle Beato Gaspar Bono, la cual, al desembocar en la puerta de la iglesia del antiguo convento de San Sebastián tenía una importancia que hoy en día ha perdido.

El trazado de estos ejes pervive hasta la actualidad. De las alquerías de la época queda solo la presente, y el terreno de huerta que la rodeaba sirvió para albergar el Jardín Botánico y el Colegio San José actuales. Ya en el plano de 1808 aparecen construcciones en el lado oeste de la calle Beato Gaspar Bono. En la transición entre los siglos XIX y XX se construyeron las edificaciones adosadas al linde norte del Jardín Botánico y ya en la segunda mitad del XX el resto de edificios al sur del Colegio de San José

Está formada en la actualidad por un cuerpo de una crujía que se encuentra en paralelo al eje de la calle Beato Gaspar Bono, cuenta con dos alturas con cubierta a un agua y teja curva y alero horizontal hacia la fachada principal. Una porción de este cuerpo situada al norte presenta una cubierta a dos aguas y dos crujías. En él se sitúa una escalera de subida a la planta superior, seguramente añadido de forma posterior a la edificación original.

Contiguo a este cuerpo principal encontramos otro, que data de finales del siglo XIX o principios del siglo XX formado por dos alturas con dos crujías y cubierta inclinada de teja a dos aguas. Un cuerpo secundario de menor altura se dispone de forma perpendicular al cuerpo principal por el sur, con una crujía, dos alturas y bajo cubierta con cubierta a un agua que vierte hacia el interior.

Existe otro cuerpo auxiliar de una crujía y una altura situado de forma paralela al cuerpo principal y adosado a éste por el oeste. Por último, existe otra construcción junto a la calle Beato Gaspar Bono contigua por el norte al anterior cuerpo, de una planta, dos crujías y cubierta de teja inclinada a un agua.

La fachada del cuerpo principal es la más representativa, en la planta baja se observan dos arcos de medio punto de sillería cegados actualmente, situados de manera simétrica en el paramento. La planta primera presenta seis ventanas rectangulares con carpintería de madera con cuatro cuarterones por hoja y rejas a modo de balconcillo.

En la esquina izquierda de la fachada, donde se ha perdido parte del revestimiento, se puede observar una fábrica medieval de tapial junto a un testero con una fábrica más moderna de hiladas de ladrillo y tendeles. La fachada presenta refuerzos metálicos en esta esquina que frenan el avance de una gran grieta.

Por su parte, la fachada trasera presenta cinco huecos rectangulares situados en la planta segunda, cuatro en la planta primera y un arco de sillería en la planta baja. Excepto uno, todos ellos han perdido la carpintería. En el interior, repleto de puntales colocados recientemente, se observa un forjado de viguetas de madera de generosas proporciones y grandes revoltones de ladrillo. La altura de este forjado de madera que se esconde bajo la cubierta inclinada es de 3.65 metros y hasta el siguiente forjado hay una altura de 6.89 metros.

Promesas e intervenciones que siguen sin llegar

 

Desde que en 2016 el edificio pasó a ser propiedad del Ayuntamiento, el gobierno local anunció su intención de rehabilitar el edificio para convertirlo en una escuela infantil municipal. Sin embargo nada se ha movido desde entonces.

De hecho, ya el Plan General del año 1989 preveía un uso educativo o cultural para este inmueble, pero la realidad es otra completamente diferente; únicamente se han realizado pequeñas intervenciones de pintura en las fachadas para cubrir los grafitis delictivos o referidas a su apuntalamiento interior para evitar el riesgo de derrumbe de la antigua alquería, y además todas estas pequeñas intervenciones han sido realizadas por la presión y múltiples denuncias de distintas asociaciones como Círculo por la Defensa del Patrimonio, la Asociación Vecinos Botànic, o las cuatro recomendaciones del Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana.

https://noticiasciudadanas.com/recomendaciones-sindic-alqueria-gaspar-bono/

Concretamente las citadas intervenciones se llevaron a cabo en 2015, no se trataba de una rehabilitación integral, pero se realizaron los trabajos necesarios para retirar las hojas, ramas y la maleza del exterior y de los tejados. Además se llevó a cabo la reparación de algunas grietas y enlucidos, la retirada de basuras, escombros y otros enseres que había en su interior. Sin embargo, desde entonces el edificio queda abandonado, siendo evidente la necesaria rehabilitación o protección del inmueble si quiere evitarse la pérdida del mismo.

Abandono y degradación desde hace dos décadas

 

La alquería lleva abandonada y sin uso desde hace más de quince años a pesar de las constantes denuncias realizadas por estas asociaciones.

En el PEP del Botánico, se declaró Bien de Relevancia Local ya en febrero de 2021 para intentar aumentar el grado de protección de la alquería del siglo XVIII. En el cuerpo principal de la alquería existe una pequeña zona al sur donde el forjado se ha derrumbado, se han perdido todos los arcos de sillería excepto uno de ellos y la construcción presenta múltiples grietas que sin la intervención correcta podría acabar en derrumbamiento, además de las innumerables pintadas y grafitis vandálicos a los que ha sido sometido el edificio ante la carencia de una protección adecuada.

Sin embargo, debido a su mal estado y riesgo de derrumbe, y sólo tras múltiples denuncias de nuestra asociación y de la Asociación Vecinos Botànic se llevaron a cabo pequeñas intervenciones años atrás que resultan insuficientes para asegurar la pervivencia del inmueble.

Con esta inclusión, estamos un pasito más cerca de llegar a los treinta bienes incluidos en esta lista. El Ayuntamiento sigue de brazos cruzados y sin tomar medidas para rehabilitar, recuperar y poner en valor los numerosos bienes que llevan años esperando estas actuaciones.

https://conocevalenciapaseando.blogspot.com/2024/06/la-alqueria-de-beato-gaspar-bono-el.html

Scroll al inicio